Internacional

Trump y republicanos arrecian ofensiva contra Obama

Las acusaciones de Trump de que Obama favoreció a Rusia coincidieron con el comienzo de la ofensiva republicana contra el  Obamacare.

Por Washington/AFP

Republicanos comenzaron ofensiva contra el programa de salud de Obama. (Foto: Hemeroteca PL)
Republicanos comenzaron ofensiva contra el programa de salud de Obama. (Foto: Hemeroteca PL)

Los legisladores del Partido Republicano presentaron finalmente un proyecto de ley para sustituir el sistema de salud conocido como “Obamacare”, una verdadera obsesión del presidente Donald Trump y de la mayoría conservadora en el Congreso.

Trump recurrió este martes a la red Twitter para celebrar que “nuestra magnífica ley sobre Cobertura Médica ahora está disponible para su revisión y negociación. Obamacare es un desastre total y completo”.

La tarea, sin embargo, podría ser enormemente compleja y exigirá a la mayoría republicana una renovada capacidad de negociación para hacer avanzar el proyecto, por la forma en que funciona el sistema público de salud.

Beneficio

  • 16% de personas carecían de algún tipo de seguro antes del Obamacare
  • 9% o menos carecen de seguro después del Obamcare

En Estados Unidos la cobertura de salud es fundamentalmente un mercado privado, ya que el país es uno de los pocos que carece de un sistema universal y gratuito de atención médica. Alrededor de la mitad de los estadounidenses posee una cobertura privada a través de su empleador, de acuerdo con la Fundación Kaiser Family.

Apenas un tercio de la población aproximadamente tiene acceso a un sistema público, reservado a los ciudadanos más pobres (el programa Medicaid) y a las personas de más de 65 años (Medicare).

El resto de la población queda sin cobertura médica y debe buscar un plan privado individual o mantenerse fuera del mercado. Estos últimos deben pagar precios exorbitantes cuando precisan atención médica y, según estudios de mayo del año pasado, sumaban nada menos que 29 millones de personas.

En el 2010 el entonces presidente Barack Obama, apoyado por el Partido Demócrata, negoció e hizo aprobar una importante reforma del sistema de seguros de salud para reducir el número de personas sin cobertura médica, entonces estimado en 16% de la población.

Apoyo

La ley  (que rápidamente pasó a ser llamada "Obamacare") modificó los límites máximos de ingresos para permitir a más personas beneficiarse del sistema Medicaid y estableció ayudas financieras tales como reducción de impuestos para personas que adoptaran un plan privado.

Para facilitar el proceso, el Gobierno creó un mercado único de ofertas en el que los interesados podían adquirir esos planes privados a un precio reducido.

En contrapartida, la ley impuso multas a personas sin cobertura de un plan de salud.

Entre otras novedades, Obamacare determinó que los jóvenes podían estar incluidos en los programas de salud de sus padres hasta los 26 años. Asimismo, las aseguradoras de salud no pueden rechazar una cobertura a causa de enfermedades preexistentes.

Estos dos detalles son tan importantes que fueron mantenidos en el proyecto de ley ahora presentado por los republicanos.

Con la reforma de Obama, la tasa de personas sin seguro médico cayó a menos de 9% en 2016, de acuerdo con datos oficiales.

“Nuestra magnífica ley sobre Cobertura Médica ahora está disponible para su revisión y negociación. Obamacare es un desastre total y completo”. Donald Trump, presidente de EE. UU.

El proyecto de ley que proponen los republicanos mantiene la idea de créditos en la forma de descuentos en los impuestos, pero los valores son mucho menos generosos que antes, especialmente para las personas de salarios más bajos.

Al mismo tiempo, desean reducir la cobertura de Medicaid al establecer límites a los gastos del Estado federal.

En este marco, es previsible que la minoría demócrata en el Congreso vote contra esa reforma.

Sin embargo, el problema puede surgir con la endeble unidad de los propios republicanos, ya que el ala más ultraconservadora del partido ya criticó el proyecto inicial de reforma. Para esos sectores, el nuevo proyecto de ley es demasiado parecido al sistema actual, al punto que lo llaman “Obamacare 2.0”.

“Si la dirección (de los republicanos) insiste en reemplazar Obamacare con Obamacare Light, no habrá ningún cambio”, alertaron el lunes último varios de esos legisladores, anticipando una batalla feroz en el Congreso.

Dura crítica

Casi en forma paralela, el presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo este martes que Rusia “arrolló”  a su predecesor en la Casa Blanca, Barack Obama, durante sus ocho años de mandato y se hizo “más y más fuerte”, se anexionó Crimea y adquirió más misiles.

"Durante ocho años Rusia arrolló al presidente Obama, se hizo más y más fuerte, tomó Crimea y añadió misiles. ¡Débil!”, comentó Trump en su cuenta personal de Twitter.

Al final de su mensaje, el presidente incluyó la cuenta de Twitter del programa matutino “Fox & Friends” , de la cadena conservadora Fox y que él ve con frecuencia.

"Durante ocho años Rusia arrolló al presidente Obama, se hizo más y más fuerte, tomó Crimea y añadió misiles. ¡Débil!”. Donald Trump

Las críticas de Trump a Obama por haber sido, a su juicio, “débil”  con Rusia durante su mandato  (2009-2017) se producen mientras varios miembros del Gobierno del magnate están siendo cuestionados por sus contactos con funcionarios rusos.

Por otro lado, el expresidente Obama está siendo el mayor blanco de los últimos ataques de Trump, quien ha acusado sin pruebas a su predecesor de haber ordenado grabar sus comunicaciones durante la campaña electoral del año pasado.

Hoy Trump afirmó, en otro tuit, que 122 “violentos”  expresos de la cárcel de Guantánamo liberados por el Gobierno de Obama “han vuelto al campo de batalla”.

Según Trump, esas liberaciones son “solamente otra terrible decisión”  de las tomadas por el Gobierno de Obama.

El presidente no citó en su tuit de dónde sacó esos datos, pero en septiembre pasado la Oficina del Director Nacional de Inteligencia  (ODNI) publicó un informe que aseguraba que 122 exreos de la cárcel situada en la Base Naval de Guantánamo  (Cuba) se habían reintegrado a grupos armados.

De acuerdo con ese informe, 113 de esos 122 fueron liberados no por orden de Obama, sino durante el Gobierno del expresidente George W. Bush.