Internacional

Venezuela envía mil militares para ubicar a mineros desaparecidos

Más de mil militares fueron enviados el martes al estado suroriental de Bolívar para intensificar la búsqueda de los 28 mineros que fueron reportados como desaparecidos hace cuatro días y que opositores denunciaron que habrían sido asesinados por delincuentes.

Por Caracas/AP

<span class="hps">Familiares</span> <span class="hps">de</span> <span class="hps">28</span> <span class="hps">mineros</span> <span class="hps">que desaparecieron</span> <span class="hps">teme que hayan</span> <span class="hps">muerto en un</span> <span class="hps">ataque.</span>
Familiares de 28 mineros que desaparecieron teme que hayan muerto en un ataque.

El ministro de la Defensa, general en jefe Vladimir Padrino López, rechazó el martes los señalamientos que han realizado algunos opositores que han denunciado la posible participación de miembros de la fuerza armada en la desaparición de los mineros, e indicó que los militares están en un “despliegue extraordinario” en cooperación con otros organismos para ubicar a los mineros.       

La remota población minera de Tumeremo, ubicada al sur del estado Bolívar, y sus alrededores amanecieron el martes tomados por centenares de miembros del Ejército y la Guardia Nacional quienes con la ayuda de algunos helicópteros emprendieron la búsqueda desde comienzos de la jornada, informó a The Associated Press, Juan José Coello, padre de Ángel Ignacio Trejo Sosa, uno de los mineros desaparecidos         

“Creo que ahorita si están bien encaminados a conseguir los cadáveres” , dijo Coello al reconocer que el fuerte despliegue militar en la zona puede ayudar a acelerar la búsqueda. 

El defensor del pueblo, Tarek William Saab, se trasladó el martes a Tumeremo para apoyar las investigaciones que impulsará una comisión mixta gubernamental que integran el director nacional de la policía judicial y el director de asuntos procesales de la Fiscalía General.       

Coello anunció que los familiares de los mineros desaparecidos iniciaron gestiones para lograr una medida de protección para ellos y los dos sobrevivientes del hecho que son los principales testigos del caso.       

La Fiscalía General informó la víspera que pidió medidas de protección para dos familiares de un presunto minero desparecidos, pero no ofreció detalles.       

Por cuarto día consecutivo decenas de habitantes de Tumeremo, a unos 700 kilómetros al sureste de Caracas, cerraron con camiones y pequeñas barricadas la principal vía que comunica el sur del estado Bolívar y la frontera con Brasil. 

“Hasta que no aparezcan los cadáveres la protesta no se va a levantar” , dijo Coello al asegurar que entre los habitantes de Tumeremo hay mucha “molestia y dolor” que solo esperan calmar con la aparición de sus familiares.       

El diputado opositor Américo De Grazia dijo la víspera a la  AP  que los testigos del hecho le relataron que los 28 mineros habrían sido asesinados la noche del 4 de marzo en un remoto asentamiento minero por una banda de delincuentes dirigida por un colombiano identificado como “El Topo” , que habría tratado de asumir el control de la mina. Agregó que uno de los sobrevivientes del hecho contó “28 cadáveres” en el lugar, de los cuales sólo logró identificar a 17.       

De Grazia denunció que en el sur de Bolívar, donde opera la minería ilegal, hay varios grupos armados que mantienen el control de esas zonas. “Estos grupos armados no operan sin el visto bueno de los funcionarios policiales” , precisó.       

Al respecto el gobernador oficialista del estado Bolívar, general retirado Francisco Rangel dijo, sin ofrecer más detalles, que se presume que los hechos violentos ocurrieron debido a “un enfrentamiento entre bandas armadas en la zona” .    

El caso de los mineros se produce pocos días después de que el gobierno anunciara un nuevo plan minero en el sur del país para impulsar la explotación de oro, cobre, hierro, diamantes y otros minerales.      

Venezuela es uno de los países más violentos del mundo, con una tasa de homicidios que según registros de la Fiscalía General cerró el 2015 en 58 por cada cien mil habitantes, pero que de acuerdo con estimaciones de la organización no gubernamental Observatorio Venezolano de Violencia alcanzó una tasa de 90 por cada cien mil habitantes.