Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

23/11/12 - 11:03 Leer para creer

Los carteros británicos toman medidas contra los ataques caninos

El servicio público de correos británico, Royal Mail, anunció este viernes que tomará acciones legales contra los propietarios de perros que ataquen a su personal e incluso podría suspender el reparto de correo en sus casas.

POR AGENCIA AFP GUATEMALA

LONDRES - Según la empresa, sus carteros sufrieron desde abril más de 3 mil ataques mientras que el sindicato Communication Workers Union, que representa a 134 mil trabajadores, sitúa esta cifra en 5 mil.

"Los ataques de perros provocan lesiones y traumas terribles a nuestro personal", lamentó el presidente de Royal Mail, Donald Brydon. "Nadie tendría que soportarlo y nuestro personal está más expuesto a este riesgo a causa de su oficio", añadió.

Brydon dijo que los correos británicos tomarían "una actitud más enérgica" con los clientes cuyos perros ataquen a los carteros, lo que podría incluir la suspensión del reparto.

"Ajustaremos nuestras normas inmediatamente", añadió.

Las nuevas medidas llegan tras una informe independiente que recomendó tomar sanciones más severas contra los propietarios de perros peligrosos.

Escocia y el Norte de Irlanda ya tienen leyes en este sentido pero en Inglaterra no se pueden tomar medidas legales si un perro muerde a un cartero que está en una propiedad privada, acercándose a la puerta, por ejemplo.

"Estas medidas darán protección legal a los carteros, que visitan centenares de domicilios privados en sus rondas diarias, para limitar los ataques de los perros", dijo Royal Mail.


Herramientas

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.