Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

Prensa Libre

02/07/13 - 12:47 Migrantes

Compensan con US$58 millones a guatemalteco golpeado por guardia en California

Un jurado del condado de Torrance, en Los Ángeles, California, otorgó una compensación de casi US$58 millones a un guatemalteco que fue golpeado por un guardia de seguridad y que quedó discapacitado de por vida, difundieron este lunes sus abogados.

LOS ANGELES - Tras la golpiza de la que fue objeto el guatemalteco Antonio López Chaj por parte del guardia de seguridad el 29 de abril de 2010, resultó con daños cerebrales permanentes y el cráneo deformado, declararon en entrevista los abogados.

López Chaj, quien ya no podrá hablar, caminar o valerse por sí mismo, fue representado por Fernando Chávez, uno de los hijos del desaparecido líder campesino César Chávez, y por Federico C. Sayre.

Sayre representó al afroamericano Rodney King en su demanda contra el Departamento de Policía de Los Ángeles por la golpiza que en 1991 le propinaron agentes policiales, la cual fue grabada y su difusión desató los peores disturbios raciales en la historia de la ciudad.

La compensación para López Chaj fue otorgada por un jurado de Torrance el pasado viernes y en el caso llevado por el juez Dudley Gray II se derivó del proceso de la víctima contra DGSP and Patrol Services, empresa de seguridad privada.

De acuerdo con Chávez, López Chaj, su hermano y dos sobrinos habían estado tomando en una cantina ubicada en la Calle Ocho y Catalina en Los Ángeles.

Cuando uno de ellos pidió otro trago, el cantinero se negó diciéndole palabras obscenas en español al sobrino de López Chaj, Eric Chaj, y comenzó a golpearlo en la cabeza con unos nudillos de acero hasta dejarlo inconsciente.

El guardia de seguridad, Emerson Quintanilla, de la empresa DGSP and Patrol Services, corrió hacia el incidente y comenzó a patear y golpear al sobrino. Cuando Antonio López Chaj intentó calmar el incidente con su sobrino el agente se enfureció, agregó Chávez.

Entonces el guardia de seguridad golpeó a Antonio en varias ocasiones con su macana y lo arrastró del interior del bar hacia la calle.

De acuerdo con testigos independientes, lo pateó en la cabeza seis veces, lo tomó de la playera y le estrelló en cuatro ocasiones la parte posterior del cráneo contra el pavimento.

López Chaj, un pintor que enviaba dinero a su esposa y dos hijos menores de edad en Guatemala, sufrió lesiones cerebrales que pusieron en riesgo su vida.

Médicos del hospital del Condado U.S.C. Medical Center le removieron una parte del cerebro y del cráneo, dejando su cabeza severamente deformada. Permaneció seis semanas hospitalizado y otros 18 meses en un centro de atención.

El caso se basó en el hecho de que DGSP Security nunca revisó que el guardia de seguridad empleado por ellos tuviera una licencia y entrenamiento. "El tipo (guardia) nunca debió haber sido empleado y haber estado ahí esa noche", dijo Sayre.

Chávez comentó, después de que el veredicto fue anunciado, que el jurado le dijo que fue basado en la evidencia presentada, la severidad de la lesión, y en lo que ellos pensaban era una justa y razonable compensación.

* Nota tomada La Jornada de México

NOTA TOMADA DE LA JORNADA / MÉXICO

Herramientas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.