Opinión

pluma invitada

Aeropuerto La Aurora, una terminal desfavorable

Gustavo Gini

Gustavo Gini

En todas partes del mundo, los aero- puertos constituyen la entrada al país y muestran sus mejores beneficios. Tanto en atención como en servicio y seguridad para los pasajeros. Sus pistas de aterrizaje y de salida para los aviones cuentan con carriles bien señalizados de día y de noche, con un corredor perfectamente pavimentado. Dentro de sus áreas de abordaje cuentan con pantallas actualizadas que contienen información acerca de los vuelos de llegada o salida, para que los pasajeros puedan organizar sus vuelos si en caso tienen conexiones a otros países. Los servicios sanitarios están bien ubicados y son suficientes para el número de personas que los utilizarán, sobre todo en situaciones de alto grado de afluencia, para no tener que esperar. Por supuesto, cuentan con limpieza permanente y mantienen una pulcritud absoluta, con suficiente agua, jabón y papel higiénico. En todo el aeropuerto el sistema de calefacción y aire acondicionado debe ser agradable para la permanencia de las personas. Todas las escaleras y utilería electrónicas funcionan a la perfección todo el tiempo.

¿Pero qué ocurre en el Aeropuerto La Aurora, en Guatemala? La pregunta permite la respuesta, para decir que es un verdadero fracaso y lamentable, una instalación calamitosa donde todo lo anteriormente expuesto no ocurre. Últimamente he tenido que utilizar los servicios del aeropuerto y me he podido dar cuenta de los escenarios que menciono a continuación:

El aire acondicionado existe aparentemente pero no funciona siempre, cuando es vital y obligado, sobre todo cuando hay muchas personas en días calurosos. La pista tiene socavones y es totalmente irregular; pareciera de terracería.

La decoración es deplorable y da el aspecto de un aeropuerto frío e impersonal, pese a estar en un país tropical, con bosques y parajes maravillosos que debieran ser motivo de bienvenida a un país latino totalmente acogedor, y no como de nación europea ni anglosajona.

La zona de tiendas ofrece los mismos productos que en todas partes del mundo, para lo cual hay que introducir más la artesanía fina nacional y autóctona, además de productos novedosos, europeos, americanos, asiáticos y artículos de alta tecnología, con exhibiciones bien atractivas y diseñadas por arquitectos o diseñadores guatemaltecos.

Ya se nos advirtió de que el aeropuerto puede perder la certificación para responder como internacional, por ello es importante actuar de manera inmediata para llenar los requisitos que se exigen para una certificación internacional, ya que el país tiene un ingreso importante de divisas por el turismo extranjero, situación que no debe empeorar, sino, por el contrario, se debe fomentar y tener el prestigio de un país altamente accesible a bosques, ruinas, ciudades coloniales, lagos, ríos, etc.

gustavo.gini@hotmail.com