Opinión

escenario de vida

¡Bravo, delegación guatemalteca en Marruecos!

Vida Amor y Paz

Vida Amor y Paz

Archivado en:

Vida amor y paz

En los corredores del Centro de Convenciones Bab Ighli, en Marrakech, Marruecos, donde se está llevando a cabo la Convención Marco sobre Cambio Climático-COP 22 (Cumbre Mundial), muchas novedades aparecen en cada reunión y los delegados de Guatemala distribuidos en varios temas, que hacen las negociaciones por nuestro país, están procesando la información día a día. Estas negociaciones nos servirán para acceder a nuevos financiamientos en combate del cambio climático.

Para quienes creían que en estas cumbres mundiales no pasaba nunca nada, se han equivocado. Ahora después que se ha ratificado el “Acuerdo de París” por ciento cinco países, Guatemala no se ha quedado atrás. En estos días estará depositando los instrumentos correspondientes en la sede de Naciones Unidas de Nueva York.

En este evento contamos con la participación del Vice-Ministro Fernando Coronado del MARN quien ha asistido a los principales grupos de negociación como el G-77, Ailac, Grulac y CCAD-SICA donde se han estado abordando temas de financiamiento para proyectos de mitigación, adaptación, manejo regional de proyectos y él ha hecho el acercamiento con Euroclima, Unión Europea, USAID, entre otros. Según el Lic. Juan Carlos Carrera, para acceder al “Fondo Verde del Clima” se requiere cumplir con varios requisitos para acreditarse, pero países en vías de desarrollo debieran poder hacerlo de una forma más accesible. Mis lectores se preguntarán si estos financiamientos estarán disponibles para diferentes sectores, y mi respuesta es que sí, siempre y cuando estén enmarcados en la política y legislación de Cambio Climático vigente.

La ingeniera Silvia Zúñiga, directora de Cambio Climático del MARN, que ha asistido a eventos paralelos de los cooperantes internacionales, ha podido conocer sus planes operacionales de financiamiento y concibe que hay buenas oportunidades para empresas, oenegés y asociaciones. Según Zúñiga, el rol de las delegaciones ha sido eficaz y con la información recabada, solo es asunto de gestionar los proyectos. Entre algunos de los delegados bajo la Dirección de Cambio Climático están: el Ing. Omar Orellana en transferencia de tecnología y adaptación, el Ing. José Manuel Moro en Pérdidas y Daños y Mitigación, y la Ingeniera Éricka Lucero en Adaptación y allí se espera que se incluyan aspectos de género y respeto a los derechos humanos. Parte de la delegación también está compuesta por la Academia, Pueblos Indígenas y Sector Privado.

La Licda. Alejandra Sobenes, especialista en Derecho Ambiental Int. piensa que Centroamérica debiera obtener un reconocimiento como una región particularmente vulnerable en esta COP. La competencia por fondos es férrea, y hablando de países Africanos, ellos también luchan fervientemente por un trato privilegiado para obtener asistencia técnica y financiera.

El Arq. Jorge Cabrera, Asesor de la Asociación Independiente de América Latina y El Caribe por Guatemala-AILAC, nos indica que esta es una “COP de Acción”. Según Cabrera, por primera vez Guatemala forma parte de uno de los instrumentos “globales” del Acuerdo de Paris. La designación de la Embajadora Rita Mishaan para el Comité de Paris con el Fortalecimiento de Capacidades es uno de los logros más significativos para Guatemala y el mandato es fortalecer el trabajo entre las instituciones gubernamentales y el de los gobiernos locales con la participación de los diferentes sectores para cumplir a cabalidad. ¿Será que daremos este salto cuántico? Así esperamos.

www.tropicalrainforest.org