Opinión

urbanismo y sociedad

Guatemala, un país de delincuentes

Alfonso Yurrita

Alfonso Yurrita

Estados Unidos valoró los avances alcanzados en el combate de la impunidad, gracias al trabajo coordinado de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y del Ministerio Público, y decide seguir trabajando con el Ejército de Guatemala.  Trump añadió: “Vamos a proteger nuestra frontera hasta que podamos tener un muro y una seguridad adecuada: en la que México será la defensa de las fronteras. Y en Guatemala: “El Ministerio de Gobernación será el responsable de la seguridad interna y del régimen migratorio”. ¿?

Y anunció la cancelación de la política de permitir a millones de inmigrantes ilegales, padres de niños nacidos en Estados Unidos, permanecer en el país. La caravana que viajaba con familias completas fue detenida en Oaxaca. Trump, dijo: “Nuestro país (USA) está siendo robado” debido a la afluencia de inmigrantes ilegales y lanzó una serie de tuits amenazando con terminar también con el Daca. Esto afectará la seguridad de Guatemala, ya que la economía no es suficiente para ofrecer empleo digno a todos estos emigrantes.

El presidente Jimmy Morales llegó al gobierno por un golpe de suerte, por lo que entregó los espacios políticos a personajes muy discutidos como Arzú y Degenhart, quienes durante años han hecho del Estado un modo de vida. Nombra ministro de Gobernación a un personaje controversial, Enrique Antonio Degenhart Asturias, que expuso su plan de trabajo sobre: ¿Seguridad Ciudadana, Seguridad Empresarial y Seguridad Internacional?, que le sería útil, por lo que primero retira 11 agentes a la Cicig, cuya función es “desmantelar aparatos clandestinos en el Estado”. El jefe de la Cicig le envió una carta al ministro de Gobernación exigiendo al Gobierno que restituyera a los 11 policías que dejaron de prestar apoyo a este ente adscrito a la ONU, cuya función es desmantelar aparatos clandestinos en el Estado, por lo que estos tuvieron que regresar. Fue una movida distractora, pues el ministro está vinculado con el crimen organizado y con nexos con carteles del narcotráfico. Según Degenhart Asturias Ripoff Reports, con 30 empresas registradas en Panamá, entre ellas Hidroenergia Panam S. A, usadas para el lavado de activos por parte del clan familiar Degenhart Asturias, que ha acumulado en los últimos años una inmensa fortuna y se desconoce su procedencia”. (Miami Florida Report #834281. Publicado el 26/06/2007 en Vizcaya.) Tuvo dos contratos con el Estado. El primero en el Registro General de la Propiedad por Q71 mil 200. Ingresó a la comuna capitalina en el mismo período devengando Q99 mil 600, en los seis meses que duró la relación. El paso de Degenhart por la Municipalidad de Guatemala lo vincularía con el alcalde Álvaro Arzú. La Contraloría General de Cuentas (CGC) analiza actualmente los contratos que tuvo en la Municipalidad de Guatemala en el 2017 y en el Registro General de la Propiedad, de manera simultánea, como interventor de Migración durante la administración con el clan de Álvaro Colom (2008-2012) ligado a proceso penal (Prensa Libre).

Por consiguiente, la lucha contra la corrupción no es una guerra ganada. 2018 será un año clave, no solo para consolidar las investigaciones judiciales, sino para saber si la clase política está comprometida con esa tarea titánica de la Cicig. Con la advertencia de Trump de que “quitarían la ayuda del Plan para la Prosperidad si no se mantiene una lucha frontal contra el crimen organizado y la corrupción”. A Honduras ya la amenazó directamente. Ha sido un mensaje claro para Morales, Degenhart, Arzú y el Pacto de Corruptos.

alfonsoyurritacuesta@gmail.com