Opinión

ESCENARIO DE VIDA

Respuesta al cambio climático

Vida Amor y Paz

Vida Amor y Paz

¿Cómo evitar estragos en regiones tan vulnerables? Aparte de las sequías prolongadas también están los feroces huracanes y tormentas, inundaciones o la degradación de los suelos, pero es la oportunidad para poner en práctica la tecnología de punta y el conocimiento ancestral que propone CNCG en sitios demostrativos ubicados en cuencas. Allí se reforesta para proteger la masa boscosa, los nacimientos de agua, su almacenamiento y la siembra de cultivos.

CNCG está integrando estrategias de adaptación en sectores clave del desarrollo como Huehuetenango, Quiché, San Marcos, Quetzaltenango y Totonicapán, cubriendo 78 mil hectáreas de bosques y tierras agrícolas con sitios demostrativos tendientes a reducir la vulnerabilidad y aumentar la capacidad de adaptación. A través de tres estaciones meteorológicas ya instaladas y dos más en proceso se advertirán a las comunidades en riesgo para que puedan prepararse a tiempo para alguna eventualidad a través de mensajes que les llegarán automáticamente de las estaciones a sus teléfonos celulares e información vía radios.

Otra importante medida son los viveros por departamento, con tecnología de punta, que funcionan a través de bandejas, en vez de bolsitas de polietileno, lo que permitirá elevar la producción de árboles y facilitar su traslado al campo. Uno de ellos está apoyado por el Departamento de Áreas Protegidas y Medio Ambiente de la Municipalidad de Concepción Chiquirichapa, en la aldea Tojcoral, y cuentan con una estrategia para que todas las familias del municipio aporten por lo menos un jornal al año, habiendo ya 200 familias participando. Estas comunidades están implementando parcelas energéticas, estructuras de conservación de suelos, reforestación, y cosechadores de agua de lluvia en proceso de construcción, para una mejor captación de agua. Todos participan, desde escuelas, la municipalidad y la auxiliatura comunitaria. ¡Nunca había visto tanto entusiasmo en el altiplano occidental como a través del programa de CNCG! Estoy segura de que cuando el programa termine los comunitarios no lo dejarán tirado. Ellos saben que con la infraestructura instalada y el conocimiento adquirido podrán evitar mayores riesgos.