Justicia

Sala allana camino para extinguir bienes de Mario Ponce

Cinco propiedades en Playitas, Izabal, propiedad de Mario Ponce Rodríguez están más cerca de ser extinguidas por el Estado.

Por Byron R. Vásquez

Mario Ponce Rodríguez, capo.
Mario Ponce Rodríguez, capo.

La Sala de Mayor Riesgo y de Extinción de Dominio declaró sin lugar la recusación que la defensa de Mario Ponce Rodríguez —condenado en el 2012 a 25 años de cárcel, por narcotráfico, en la Corte de Distrito Sur de Florida, Estados Unidos— presentó en contra del juez Marco Antonio Villeda, y con ello despeja el camino para extinguir los bienes del narcotraficante.

En el 2013, cinco fincas de Ponce Rodríguez fueron inmovilizadas y embargadas por el Juzgado de Extinción de Dominio que dirige Villeda.

Las propiedades se encuentran en Playitas, Morales, Izabal, uno de sus centros de operaciones para el trasiego de droga.

Los embargos se otorgaron después de que el Ministerio Público determinó que las fincas pertenecen al capo.

Vastas extensiones

Una de las propiedades tiene una extensión de 28 millones 632 mil 686 metros cuadrados.

Esta aparece en el Registro General de la Propiedad como finca 3737, folio 78, libro 45, denominada Las Quebradas, y se ubica en Morales, Izabal.

El inmueble aparece a nombre de Pastos del Norte, donde funciona una gasolinera.

Pastos del Norte es una empresa que presta toda clase de servicios, según el Registro Mercantil.

De las cinco fincas embargadas, tres aparecen a nombre de Ponce Rodríguez y las otras dos, de Irma Floridalma López Zúñiga, su esposa.

Otro de los bienes inmuebles mide dos millones 341 mil 679 metros cuadrados y se registra como finca 4811.

Cuatro de los terrenos incautados miden, en promedio, 38 millones 409 mil 450 metros cuadrados, según consta en el expediente.