Vida

El aguacate en la cocina

Además de ser una verdura con múltiples beneficios para la salud, ya sea por su alto contenido en vitaminas, fibra y grasa vegetal que no contiene colesterol, el aguacate es un alimento versátil para preparaciones rápidas y deliciosas.

Por POR REDACCIÓN BUENA VIDA

<p>El aguacate es versátil en la cocina</p>
El aguacate es versátil en la cocina

Investigaciones recientes indican que una dieta que contiene 20 a 30 por ciento de calorías de "grasas buenas" como los aceites encontrados en los aguacates, no solo ayudan a la buena salud sino también a la pérdida de peso y su mantenimiento.

Los aguacates proporcionan aproximadamente 20 vitaminas y minerales esenciales: potasio, ácido fólico y otras vitaminas B, así como vitaminas E y K. También contienen fitonutrientes, que se cree previenen de muchas enfermedades crónicas.

Almacenamiento

Si se compra un aguacate verde, madurará a temperatura ambiente en unos días. Para acelerar su maduración, colocarlo en una bolsa de papel oscuro. Almacenarlo a temperatura ambiente durante un día o dos, hasta que su corteza ceda a una leve presión, explica el sitio selecciones.es

Los aguacates maduros pueden estar en el frigorífico 4 o 5 días. No refrigere aguacates que aún no hayan madurado porque así nunca terminarán de madurar.

Si se tienen aguacates en exceso, pelarlos y hacer un puré con ellos agregando un poco de zumo de limón para limitar su oxidación. Se necesitará dos cucharaditas de limón por aguacate. Luego guarde el puré en un recipiente de plástico con tapa, etiquete la fecha y almacenarlo en el congelador hasta cuatro meses.

Preparación

Para pelar un aguacate primero rebanarlo en cuartos o mitades a lo largo. Se puede torcer el aguacate cortado para separar las mitades. Si el aguacate está maduro, pélelo con los dedos.

También puede usar un pelapatatas. Siempre frote o rocíe zumo de limón para impedir que se oxide. Esta mancha de color café no afecta a su sabor ni a su valor nutritivo, pero le da una apariencia menos apetecible. Cubrir el puré de aguacate con dos capas de plástico para envolver directamente toda la superficie. La difundida creencia de que meter la semilla en el puré de aguacate impedirá que se oxide desgraciadamente no es cierta.

Usos óptimos en recetas

Se suelen comer los aguacates crudos. Aplicarles calor los amarga, por lo que el aguacate no debe agregarse a los platos calientes hasta después de cocinados o después de apagar el fuego. Las rebanadas o el puré de aguacate hace más sabrosas las ensaladas y los sándwiches. El aguacate es también la base de muchos platos clásicos, como las ensaladas de cangrejo o langostinos, y el aguacate y la ensalada de pomelo con aderezo de mostaza dulce.

La mejor receta

El puré de aguacate se usa tradicionalmente como base del guacamole mexicano, famoso en todo el mundo como una entrada nutritiva fácil de hacer. Para elaborarlo, necesitará dos aguacates maduros (con preferencia Hass), cortados por la mitad y sin hueso; un tomate grande, pelado, sin el centro ni semillas y picado; media taza de cebolla morada finamente picada; un tercio de taza de hojas de cilantro; tres cucharadas de zumo de limón; tres cuartos de cucharadita de comino molido; media de cucharadita de sal y chiles picados, al gusto.

Poner la pulpa del aguacate en un bol y macháquelo con un tenedor hasta que adquiera una textura suave. Agregue todos los demás ingredientes y revuelva suavemente para que se combinen. Cubra con una capa doble de plástico para envolver; métalo en el frigorífico hasta que vaya a usarlo. Se suele servir el guacamole con palitos de maíz que sirven de cucharas para comerlo, pero una opción más sana es servirlo con hortalizas crudas, como zanahorias, apio y pimientos.