Escenario

Academia anuncia reforma pro diversidad

Cheryl Boone Isaacs, presidenta de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas, dijo que a pesar de los esfuerzos internos de ese organismo para que haya más inclusión, el hecho de que por segundo año seguido sólo hayan sido nominadas al Oscar personas de raza blanca le hizo pensar: “necesitamos agilizar esto” .  

Por AP/ Los Ángeles

El premio Óscar es un premio anual concedido por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El premio Óscar es un premio anual concedido por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Boone Isaacs anunció el viernes que la academia duplicará su número de mujeres y representantes de las minorías para 2020, y de inmediato diversificará su liderazgo al agregar tres nuevos asientos a su junta de gobernadores.    

La academia pretende que las mujeres conformen el 48% de sus miembros y personas de “diversos grupos” al menos 14% en un paso inicial.    

“Todos sabemos que nuestro grupo de miembros es muy cerrado”, declaró Boone Isaacs en entrevista el viernes con The Associated Press. “Sin embargo, la vida ha cambiado. Las cosas han cambiado” .   

Los 51 miembros de la junta de gobernadores de la Academia aprobaron por unanimidad una serie de reformas la noche del jueves para “empezar el proceso de cambiar significativamente la composición de nuestra membresía” , dijo Boone Isaacs, después de un aluvión de críticas que duró una semana y exigencias de un boicot a la ceremonia de los premios Oscar debido a la falta de diversidad entre los nominados.    

Algunos de los afroestadounidenses más destacados de Hollywood, incluidos Will Smith y Spike Lee, han dicho que no asistirán este año a la ceremonia de los Oscar, cuyo anfitrión será el comediante de raza negra Chris Rock.    

“Aplaudo sus intentos para hacer algo al respecto, lo cual es fabuloso” , declaró el actor Don Cheadle en entrevista.   

“Pero, una vez más, esto es enfrentar el síntoma, no ir a la causa fundamental de cómo llegamos a ese tipo de resultados, lo que tiene que ver con la inclusión, el acceso y la capacidad de la gente de color, las mujeres y las minorías, para alcanzar puestos de principiante en los que uno puede convertirse en alguien con capacidad para dar el visto bueno a una película”, agregó.    

Otros cambios incluyen limitar el estatus de votantes de sus miembros a un periodo de 10 años, que podrá extenderse sólo si el individuo se mantiene activo en el cine durante esa década. Los derechos de voto de por vida se le otorgarán solamente a nominados y ganadores del Oscar, y a los miembros luego de tres periodos de 10 años. Previamente, todos los miembros activos recibían derecho a votar de por vida.    

La organización también planea diversificar su liderazgo más allá de la junta de gobernadores al añadir nuevos miembros a comisiones que toman decisiones clave, y diversificar más su membresía con una campaña global para identificar y reclutar talento diverso.    

Ava DuVernay, directora de “Selma” , que el año pasado estuvo nominada a mejor película, tuiteó de inmediato que los cambios eran “un buen paso en un camino muy largo y complicado para artistas de las minorías y mujeres” . Agregó: “La verg enza es tremendo motivador” .    

“Los artistas marginados han propuesto cambios a la Academia por décadas”, escribió DuVernay. “Campañas reales. Llamados hechos desde el escenario. Oídos sordos. Mentes cerradas”.    

El director Rick Famuyiwa, cuyas cintas incluyen The Wood,  Brown Sugar y Dope, del año pasado, comentó: “Los detalles son importantes y, si no se atienden, ello puede generar problemas” .    

De acuerdo con un estudio del periódico Los Angeles Times de 2012, en esa época la academia estaba conformada en un 94% por personas blancas y 77% del género masculino.    

La más reciente versión del Informe Sobre Diversidad de Hollywood que la Universidad de California en Los Ángeles efectúa cada año concluyó que las mujeres y las minorías tienen considerablemente poca representación frente a las cámaras y detrás de ellas, aun cuando el auditorio muestra gran deseo de películas con elencos que tengan diversidad. Los hispanos y los afroestadounidenses van al cine con más frecuencia que los blancos.