Escenario

"Batman vs. Superman" y el documental sobre Hillary Clinton empatan en los Razzie

La película “Batman vs. Superman: El Origen de la Justicia”  y un documental que ataca a Hillary Clinton empataron este sábado en los Razzie, la parodia de los Óscar que premia lo peor del cine estadounidense.

Por LOS ÁNGELES / AFP

"Batman vs Superman" y un documental que critica a Hillary Clinton fueron los ganadores de los premios antióscar.
"Batman vs Superman" y un documental que critica a Hillary Clinton fueron los ganadores de los premios antióscar.

Los competidores ganaron cuatro Razzie cada uno por mala actuación, guión y dirección, pero fue Batman quien logró el trofeo pintado con spray a la “peor película”. 

“Todo fue a parar decididamente a dos ejemplos diferentes de residuo cinematográfico: la película de US$250 millones del cómic Batman vs. Superman, y el falso documental de derecha Hillarys America: The Secret History of the Democratic Party, indicó un comunicado de los premios.

Dinesh DSouza fue galardonado con el premio doble como peor actor por su actuación y como peor director por Hillarys America, que consiguió una calificación de 1.7 sobre 10 en las críticas en el sitio Rotten Tomatoes.





El consenso de las críticas de este sitio concluye que la película presenta un comentarista conservador “que predica una y otra vez hacia la derecha, aunque menos efectivo que nunca”.

Rebekah Turner ganó el premio a la peor actriz por su interpretación de la candidata demócrata Clinton, mientras el premio a la peor actriz secundaria fue para Kristen Wiig por sus esfuerzos en la criticada Zoolander 2.





Batman recibió también el Razzie al peor actor secundario, Jesse Eisenberg, cuya interpretación de Lexx Luthor provocó una oleada de críticas feroces.

Este fracaso de la crítica también se llevó el premio a la peor combinación para los superhéroes enfrentados Ben Affleck y Henry Cavill, y al peor guión y peor secuela.

Origen

Los Razzie nacieron en 1980 como un antídoto contra la estación anual de premios, repleta de estrellas y de palmaditas en la espalda de Hollywood, que concluye este domingo con la 89 ceremonia de los óscars.

Los nominados raramente acuden a los Razzie, que se celebran normalmente en espacios pequeños de Los Ángeles o sus alrededores, y este año ni siquiera hubo ceremonia.





Sandra Bullock compareció en el 2010 para aceptar el premio a la peor actriz por All About Steve (Loca obsesión), un día antes de ganar un óscar por su papel en The Blind Side (Un sueño posible).





Ocho de las nueve categorías de los Razzie son elegidas por los cerca de 800 miembros de la Golden Raspberry Award Foundation  (Fundación del Premio de la Frambuesa Dorada), que da derecho a voto después del pago de una cuota de US$40, con una renovación anual de US$25.

El premio a la peor combinación de la pantalla se determina por las opiniones de más de 80 mil usuarios del sitio Rotten Tomatoes.

A pesar de estar muy empatados en los premios, en la taquilla hubo bastante más distancia entre los dos grandes ganadores de los Razzie este año: Hillarys America recaudó apenas US$13.1 millones, mientras Batman vs. Superman consiguió US$873.2 millones.