Escenario

Disney asegura que unos hackers le robaron una película y piden un rescate

Representantes de Disney aseguraron este lunes que piratas cibernéticos robaron una película  y piden dinero a cambio de no publicarlo en internet. 

Por Pablo Juárez

Archivado en:

Disney Hackers
Representantes de Disney aseguran haber sido víctimas de un ciberataque. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)
Representantes de Disney aseguran haber sido víctimas de un ciberataque. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)

El consejero delegado de Disney, Bob Iger, informó que unos hackers robaron una película del estudio y exigen un rescate para no divulgar el largometraje en internet, informó The Hollywood Reporter.

Iger no dio detalles sobre el film que pudo haber sido sustraído, pero afirmó que la compañía no pagará ninguna cantidad de dinero a quienes han amenazado con difundirlo.

Las declaraciones de Iger se produjeron en una reunión que mantuvo en Nueva York con empleados de ABC, según el citado medio.

El estudio trabaja con investigadores federales para solucionar este asunto. Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales y Cars 3, son algunos largometrajes que se encuentran en el horizonte de Disney.

Iger apuntó que los piratas pedían una importante suma de dinero en bitcoins -moneda digital- y amenazaban subir  la Web cinco minutos de ese largometraje.

Luego, si sus pretensiones económicas no se cumplían, revelarían fragmentos de 20 minutos hasta recibir el pago.

Este incidente cibernético se añade al sufrido por Netflix hace unas semanas con su serie Orange Is The New Black, cuya quinta temporada se estrenará en junio y fue filtrada en la red por un pirata cibernético que exigía un pago para no mostrar los nuevos episodios.

Desde el viernes último más de 300.000 computadores de al menos 150 países han sido víctimas de ataques cibernéticos.

El Gobierno de Estados Unidos dio a conocer que los responsables de los ataque han recaudado cerca de US$70 mil, pues las víctimas pagan para recuperar sus datos.

El virus ha llegado a algunas compañías como la empresa de envíos FedEx y ha complicado las actividades estadounidenses del gigante español de telecomunicaciones Telefónica.

El presidente ruso, Vladímir Putin, acusó a los servicios secretos de Estados Unidos de ser la fuente primaria del virus debido a que el presidente de Microsoft, Brad Smith, señaló que ese ciberataque es producto de una vulnerabilidad robada a la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense.