Escenario

Don Bosco sería un personaje destacado en las redes sociales

Don Bosco, el fundador de los Salesianos en el siglo XIX, sería en la actulidad un “gran tuitero”  y estaría “muy afectado”  por el drama de la inmigración, dijo el rector mayor de los salesianos, Ángel Fernández Artime.

Por Agencia EFE

Es una de las facetas que Fernández Artime desvela del santo turinés, canonizado en 1934, en el libro “Don Bosco hoy”  (Libreria Editrice Vaticana), escrito por el periodista Ángel Expósito y presentado hoy en la Ciudad del Vaticano.

En el libro, el salesiano se adentra en la vida de Don Bosco con motivo del 200 aniversario de su nacimiento (1815-2015) y con el objetivo de recordar la labor educativa y el respeto por los jóvenes del santo para acercarlo también a quienes no son religiosos pero admiran su labor.

“A pesar de que vivió en el siglo XIX, Don Bosco es un hombre de tremenda actualidad”, aseguró Fernández Artime, quien explicó que el santo tuvo ya por entonces “una gran cercanía con el mundo de la mujer”, además de con los más necesitados.

“Don Bosco estaría hoy muy afectado por esta realidad que tanto nos hiere de la inmigración”, sostuvo el religioso, quien añadió que el santo “seguiría haciendo acciones prioritarias por los jóvenes, entre ellos por los que más lo necesitan y los más pobres” .

Para ello, “utilizaría las redes sociales”, en las que “sería muy creativo y se situaría a la cabeza”  porque “al igual que estuvo a la vanguardia en el siglo XIX, hoy haría lo mismo”, apostilló.

El rector de los salesianos subrayó que aún siendo un santo que falleció en 1888, “parece que Don Bosco está vivo”, sensación que percibe cuando viaja por el continente africano o por Tailandia, “donde el 98 % de la población es budista, pero las obras salesianas de Don Bosco tienen una gran simpatía” .

La razón -prosiguió- “es esa pasión educativa y predilección por los jóvenes”  que hace que su “gran magnetismo” siga vigente.

“Cuando un joven siente que hay gran respeto hacia su persona, el corazón del joven se abre. Es lo mismo hace 200 años que hoy. Es la gran fortaleza de los educadores, en especial en la familia salesiana” , expresó Fernández Artime.

Tras conocer de primera mano los lugares en los que trabajó Don Bosco y estudiar su obra, el rector opinó que “el papa tiene una gran simpatía por Don Bosco”  y comparó a ambos religiosos en su “manera de ser, en llevar en el corazón a todas las personas y en su proximidad a la gente” .

Por su parte, el autor del libro, el periodista Ángel Expósito, destacó en declaraciones que la lección que debe permanecer de Don Bosco es “la importancia de la educación y de los jóvenes”, dos elementos que dijo temer “que hayan quedado olvidados”.

“La principal reforma educativa de cualquier gobierno, Estado y continente debería ser pensar en la formación profesional, en el mercado de trabajo y en la educación como principal reforma económica. A partir de ahí vendría el desarrollo”, explicó.