Escenario

La reina del sur y el Chapo de Sinaloa

La entrevista que el actor Sean Penn le hizo al fugitivo Joaquín el Chapo Guzmán, líder del cartel de Sinaloa, México, y que publicó  la revista Rolling Stone el sábado 9 de enero, se efectuó en octubre pasado, cuando lo único que se creía en aquellos días era que el galán de Hollywood y la actriz mexicana Kate del Castillo, pieza vital para este encuentro clandestino, sostenían un romance. Sin embargo, una relación de negocios era lo que se estaba concretando.

Por Redacción Espectáculos

Del Castillo fue vista de fiesta con Penn en Guadalajara, Jalisco, situación que despertó rumores de un supuesto noviazgo, pues tres meses antes la estrella del cine estadounidense había terminado su relación con Charlize Theron.

Las fotos de los actores junto a un mariachi en la que celebraban el cumpleaños de la mexicana, fueron publicadas primero por la misma Kate y luego por las revistas del corazón con titulares que especulaban el romance.





Las  aclaraciones no se hicieron esperar. “No, no hay nada, solo amistad, igual que con todos. Cuando tenga un romance créanme que yo misma lo voy a gritar a los cuatro vientos”, dijo Del Castillo al diario Reforma a su paso por la alfombra roja de los Premios Buchanan’s a la Grandeza del Cine Mexicano.

Efectivamente no había romance, sino una amistad con intereses muy grandes. Penn tendrían su entrevista y Kate sería la productora de la película sobre la vida del capo más grande de la historia del narcotráfico de México.

¿Por qué Kate fue la elegida?





De acuerdo a la entrevista de Penn, Joaquín Guzmán quería una película sobre su vida y por ello se puso en contacto con Kate del Castillo, quien a su vez buscó productores. La actriz fue contactada por el capo a través de su abogado después de que ella escribió un emotivo mensaje de apoyo en Twitter el que justificó con la siguientes palabras: "Hoy creo más en el Chapo Guzmán que en los gobiernos que me esconden verdades aunque sean dolorosas".

En aquel extenso comentario, la intérprete de la serie de televisión La reina del sur, que la llevó a la fama, demandó a Joaquín Guzmán traficar con la cura para enfermedades como el cáncer y el sida. 

"Señor Chapo, no estaría padre que empezara a traficar con el bien? (sic) Con las curas para las enfermedades, con comida para los niños de la calle (…) anímese don, sería usted el héroe de héroes (sic), trafiquemos con amor, usted sabe cómo".

El mensaje coincidió en la misma semana en que funcionarios del Departamento del Tesoro de Estados Unidos llamaron a Guzmán Loera “el narcotraficante más poderoso del mundo”.

Según el relato de Penn, tras leer esos mensajes en Guzmán pidió a la actriz su dirección para enviarle unas flores y luego, cuando fue detenido en el 2014, hubo un intercambio epistolar entre ambos mientras el capo estuvo preso.

Detalles

En la publicación de Rolling Stone, Penn cuenta cómo se llevó a cabo el encuentro. La entrevista tuvo lugar en octubre del año pasado en algún lugar de la selva mexicana y duró siete horas, explica.

Antes del encuentro, en el que también estuvo presente Del Castillo, a quien aseguran el narcotraficante recibió como una hija, Penn envió sus preguntas a través de mensajes encriptados de Blackberry y el narcotraficante aceptó grabar sus respuestas.

Penn relata cómo se trasladó desde Los Ángeles, Estados Unidos, hasta una ciudad en México. Fue el hijo de el Chapo, Alfredo Guzmán, de 29 años, quien llevó a los actores a encontrarse con su padre, quien lució bien afeitado y peinado, vestido con una camisa de seda estampada.

En la entrevista relata sus orígenes como narcotraficante y explica su visión del futuro del negocio de la droga en el mundo. Penn y Del Castillo fueron acompañados por dos personas más a quienes denominaron “El Alto” y “Espinoza”.

Para Sean Penn el Chapo es primero un hombre de negocios.