Escenario

¡Muchas felicidades en tu día Quino!

Quino, el papá de la pequeña Mafalda, cumple este lunes 85 años y lo celebra en su país natal Argentina, acompañado de la familia y de sus sobrinos quienes viajaron de Chile en estos días para acompañarlo.

Por Redacción

El autor, nacido en Mendoza en 1932, limita sus apariciones públicas debido a algunos problemas de movilidad y de visión, aunque hace lo posible por asistir a homenajes a su obra y firmas de libros, en los que se encuentra con un público que le es eternamente fiel. (Arte: Esteban Arreola)
El autor, nacido en Mendoza en 1932, limita sus apariciones públicas debido a algunos problemas de movilidad y de visión, aunque hace lo posible por asistir a homenajes a su obra y firmas de libros, en los que se encuentra con un público que le es eternamente fiel. (Arte: Esteban Arreola)

Al nacer le puesieron el nombre de Joaquín Salvador Lavado Tejón (17 de julio de 1932) en Guaymallén, Mendoza, Argentina pero lo rebautizaron como Quino para diferenciarlo de los muchos Joaquines que ya habían en la familia. 

Trayectoria

El más grande historietista ingresó a los trece años a la Escuela de Bellas Artes, pero en 1949 se cansó de dibujar y la abandona, la única profesión que deseaba era ser dibujante de historieta y humor.

A los dieciocho años se trasladó a Buenos Aires, Argentina en busca de un editor dispuesto a publicar sus dibujos, pero pasaría tres años de penurias económicas antes de ver su sueño hecho realidad, realizó los bocetos que mostraban una familia con una simpática niña muy peluda, las historietas fueron rechazadas y en 1964 el joven Joaquín adaptó a la niñita para hacerla un personaje quejumbroso que aparecería en la revista argentina Primera Plana

El 29 de septiembre de 1964, apareció Mafalda por primera vez en la revista Primera Plana el cual  resultó un gran éxito y aún hoy sigue siendo la historieta latinoamericana más vendida del mundo.

A partir de 1965, Mafalda empezó a ser publicada en el periódico El Mundo y posteriormente en la revista Siete Días Ilustrados. Por decisión de Quino, la última historieta de Mafalda se imprimió el 25 de junio de 1973.

Tras dejar de dibuja a Mafalda, Quino siguió creando historietas de humor, las que fueron compiladas en diversos libros y publicadas en una gran cantidad de periódicos y revistas de Latinoamérica y Europa.

Quino, que a lo largo de su trayectoria recibió galardones como el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades y la Medalla de la Orden y las Letras de Francia, es considerado un ícono cultural de Argentina dentro y fuera de sus fronteras.



Quino está considerado como un humorista que ha logrado con sus dibujos y comentarios, convertirse en un sociólogo y comentarista popular. En sus dibujos predominaban los trazos visuales, el claro perfilado y lo mejor del cómic: un mensaje muy elaborado.  

Según reveló el propio artista, su escuela la constituyeron los grandes humoristas argentinos. Entre ellos hay que destacar a Lino Palacio, del que heredó el manejo del tiempo y una temática amplia y universal; a Oski, a quien debe la disciplina de documentarse antes de dibujar; y a Divito, del que recibió lecciones de dibujo. Del artista Luis J. Medrano aprendió la importancia de la formación cultural del dibujante. De todos los humoristas, Quino considera al rumano Saul Steingberg el más influyente y mejor dibujante gráfico del siglo XX. 

Otras historietas de humor

Además de Mafalda y sus amigos, Quino también le dio vida a centenares de personajes anónimos en sus más de 60 años de trayectoria. Siempre manteniendo una dosis de humor ácido, satirizó los absurdos del mundo moderno, la burocracia y las instituciones inútiles, la política y las relaciones de poder, la hipocresía de la gente, las desigualdades sociales, la degradación ambiental, el sexo y la vida conyugal, entre otros temas.

Entre sus principales libros de humor se encuentran: “Bien, gracias, ¿y usted?” (1976), “Déjenme inventar” (1983), “Quinoterapia” (1985), “Gente en su sitio” (1986), “Sí, cariño” (1987), “Potentes, prepotentes e impotentes” (1989), “Humano se nace” (1991), “¡Yo no fui!” (1994), “¡Qué mala es la gente!” (1996), “¡Cuánta bondad!” (1999) y “¡Qué presente impresentable!” (2005).  

Algunas frases de Quino:

-Tengo muy clara cuál es mi mayor bondad. Cada día, muchos padres me agradecen que, gracias a Mafalda, sus hijos empezaron a leer. Eso es lo mejor que he hecho en mi vida. El humor que he dibujado ha servido para algo.

-Sí, bueno, trabajar para ganarse la vida, claro. ¿Pero por qué esa vida que uno se gana tiene que desperdiciarla en trabajar para ganarse la vida? 

-Resulta que si uno no se apura a cambiar el mundo, después es el mundo el que lo cambia a uno.

-¿No es increíble todo lo que puede tener dentro un lápiz?

– La vida debería ser al revés; Se debería empezar muriendo y así ese trauma está superado; luego te despiertas en una residencia mejorando día a día… después te echan de la residencia porque ya estás bien, y lo primero que haces es cobrar tu pensión. Luego en tu primer día de trabajo te dan un reloj de oro… Trabajas 40 años hasta que seas lo bastante joven como para disfrutar de tu retiro laboral; entonces vas de fiesta en fiesta, bebes, practicas el sexo y te preparas para empezar a estudiar. Luego empiezas el colegio, jugando con tus amigos sin ningún tipo de obligación, hasta que seas bebé. Y te pasas los últimos nueve meses flotando tranquilo, con calefacción central, servicio de habitaciones, etc. Y al final abandonas este mundo en un ¡gran orgasmo!