Escenario

Niña argentina cumplió su sueño de tocar el bajo con Paul McCartney

En su primera noche en La Plata, Paul McCartney sedujo al público argentino. Habló en español todo lo que pudo, bailó, tarareó canciones tradicionales de ese país, ante 55 mil asistentes. Pero no solo él fue el protagonista.

Por Redacción Espectáculos

Leila fue invitada a subir al escenario para conocer a su ídolo, quien fue quien se llevó la mayor sorpresa.
Leila fue invitada a subir al escenario para conocer a su ídolo, quien fue quien se llevó la mayor sorpresa.

El legendario cantautor británico quedó en un segundo plano ante la irrupción en escena de una niña de pelo castaño largo y osito en mano llamada Leila Lacase, que él presentó como una sorpresa.

"Vamos a hacer subir a alguien del público. A veces lo hacemos", dijo. Leila Lacase entró, y cuando Paul le preguntó si quería que le firmara su osito, la pequeña respondió: "No, quiero tocar el bajo con vos". 

Sorprendido, McCartney le dijo, "pero no trajiste tu bajo". Ella insistió y cuando la producción le alcanzó el instrumento, Paul hizo un gesto de indecisión: "Bueno, esto puede ser interesante. No me lo vi venir", dijo.





La niña se colgó el bajo y se dejó guiar por el Beatle para tocar Get back, una canción que no estaba prevista en la lista de temas del concierto. Tocaron y cantaron y fueron ovacionados por el público. Sin duda, uno de los grandes momentos de la noche.

Según aseveró el diario La Nación en su sitio web, fue la producción de Paul McCartney quien tomó la decisión de improvisar que alguien del público subiera al escenario. 





Leila y su mamá, Mariana, sostenían dos carteles en los que se leía: Sign my monkey ("Firmá mi monito"), y I want to play the bass with you ("Quiero tocar el bajo con vos"). La frescura y el talento de la nena para cantar junto a una leyenda dejó boquiabierto hasta Paul. La niña cumplió su sueño de tocar y cantar con el exBeatle. Leila asegura que se sabe todas las canciones de esta agrupación.





A los 5 años aprendió a tocar guitarra, y desde hace tres años toca el bajo y el piano. 

“Mi papá, Andrés, me hizo escuchar Los Beatles cuando era chiquita, y, desde entonces, nunca dejé de escucharlos. Me aprendí sus canciones, hoy toco y canto la mayoría”, dice la alumna de quinto grado.





Junto a su mamá, cuenta que tiene la suerte de recorrer el mundo disfrutando de los recitales de Paul. Además de haberlo visto más de diez veces en distintas ciudades, el sábado último también había ido a Córdoba, su debut en el país en esta gira.