Escenario

Verdaderos poemas en movimiento

El Ballet Guatemala presenta esta tarde la última función de su temporada con la célebre cantata del siglo XX Carmina Burana, del alemán Carl Orff.

Por Henry Pocasangre

El Ballet Guatemala presenta una versión coreográfica de la obra Carmina Burana, integrada por poemas medievales que fueron musicalizados. (Foto Prensa Libre: Youtube)
El Ballet Guatemala presenta una versión coreográfica de la obra Carmina Burana, integrada por poemas medievales que fueron musicalizados. (Foto Prensa Libre: Youtube)

Solo hay dos funciones programadas y la primera fue anoche, sábado 27, en la esplendorosa sala Efraín Recinos del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias.

Poco a poco empiezan a llegar los músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional que musicalizan ¡en vivo!, una obra cuya obertura  muchos han escuchado.





Los integrantes del Ballet Guatemala se preparan con movimientos y el coro Magnificat empieza a afinar voces.  Puntual arrancan los  siempre enigmáticos coros de Carmina Burana, obra del alemán Carl Orff, tiempo durante el cual se suceden escenas de una narrativa mágica, virtuosa, que transporta a otros lugares.

Sonia Marcos, directora del Ballet, explicó que participan 210 personas, entre balletistas, la Orquesta Sinfónica Nacional y el Coro Magníficat. “El trabajo comenzó desde marzo y la obra tiene una tendencia del período neoclásico, algo a lo que los espectadores no están acostumbrados a ver”, afirmó Marcos.



El Ballet Guatemala presenta una versión coreográfica de la obra Carmina Burana, integrada por poemas medievales que fueron musicalizados.
El Ballet Guatemala presenta una versión coreográfica de la obra Carmina Burana, integrada por poemas medievales que fueron musicalizados.


Solo habrá una función más de esta composición de 1937  basada en antiguos poemas  medievales. De hecho, el nombre Carmina Burana no hace alusión a persona alguna, sino que traducido sería: Cantos de Beurn.

Admisión Q150, Q100 y Q50.