Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

Prensa Libre

05/02/13 - 00:00 Vida

Una etapa para florecer

La vida de las mujeres está sujeta a una serie de procesos naturales; uno de ellos es la menopausia, que puede sobrellevarse con terapias y medicamentos específicos que disminuyen los síntomas que la acompañan.

“La Organización Mundial de la Salud define la menopausia como el cese permanente de los ciclos menstruales, un proceso fisiológico normal en la mujer”, explica el ginecólogo Rodolfo Andrino.

Este cambio produce varios síntomas que llegan después de los 35 años y se mantienen hasta los 65. Andrino establece que en la mujer guatemalteca, los cambios pueden darse a una edad promedio de 45 años.

“En esta etapa el cuerpo pierde su dinámica funcional, baja sus niveles de estrógeno, hay pérdida enzimática y hormonal, se alteran los niveles de cortisol, lo cual se manifiesta con calores, sudoraciones, resequedad vaginal, descenso del apetito sexual, así como dolores de cabeza, cambios de humor, fragilidad en las uñas, caída de cabello, dolor muscular y articular”, explica el homeópata Francisco Quiñónez.

“La ausencia de hormonas en los ovarios predisponen a las mujeres que no se cuidan a padecer obesidad, problemas cardiovasculares como hipertensión arterial, alteración del colesterol, arteriosclerosis, diabetes, así como osteoporosis, y a largo plazo alzhéimer y párkinson ”, asegura Andrino.

Tratamiento

“Es necesario aclarar que no todos los tratamientos serán los mismos para cada mujer”, explica el ginecólogo, quien exhorta a que cuando las féminas manifiesten síntomas como los ya mencionados, acudan a su médico para dar un buen seguimiento a esta etapa.

Normalmente, uno de los tratamientos más recomendados es la terapia de reemplazo hormonal, en la cual se utilizan estrógenos, progesterona o andrógenos, para que los sistemas del cuerpo puedan cumplir con sus funciones habituales y así prevenir los síntomas o enfermedades posteriores.

Estos pueden ser aplicados como parches transdérmicos, comprimidos, cremas, pastillas, dispositivos intrauterinos, anillos vaginales, así como inyecciones.

Natural

La medicina alternativa y natural también puede reducir los síntomas que acompañan a la menopausia. “Esta debe ser vista como terapia secundaria, ya que existen riesgos de que una mala dosificación conlleve problemas severos”, dice Andrino.

Quiñónez coincide con el especialista y hace énfasis en que debe ser un profesional quien medique o indique algún tratamiento alternativo. “Una dosis natural mal empleada habla mal de la medicina alternativa. También hay que decir que no estamos en competencia con la medicina química, sino que se trata de terapias complementarias”, asegura el homeópata.

Entre estas, las más novedosas son las hormonas bioidénticas, preparadas a partir de nutrientes, aminoácidos y componentes como la placenta humana, que el organismo asimila para activar la fabricación interna y procesos normales del cuerpo.

“La mayoría son cremas que se aplican en el rostro o en la parte baja del abdomen, y su beneficio es grande para todas aquellas que no pueden recibir una terapia de reemplazo hormonal”, comenta Quiñónez.

Por otro lado, el consumo de productos naturales como la soya también brinda beneficios que previenen la sintomatología de esa etapa. “Se pueden usar isoflavones de soya, ya que se ha demostrado que en culturas como la china en la cual incluyen alimentos de este tipo, los síntomas de la perimenopausia y de postmenopausia, son menos intensos que los que presentan las féminas en otros países”, dice el experto. Y es que, la carga estrogénica de origen vegetal que hay en la soya, tiene una función parecida al estrógeno del humano, lo cual ayuda al flujo enzimático y hormonal.

Para favorecer la circulación sanguínea en el cuerpo está el aceite de onagra. “Más que un tratamiento es un complemento para la terapia hormonal, que consiste en cápsulas que se toman como suplemento alimenticio”, comenta Quiñónez.

Los aceites Omega 3 y 6 también actúan como antiinflamatorios que mejoran los problemas musculares y articulares de las mujeres. Estos se encuentran en el pescado.

“Lo más importante es recordar que esta es una etapa normal en la que el cuerpo necesita de ayuda y suplementos para su funcionalidad; y que hay diversos métodos, tanto químicos como naturales, que pueden favorecer la salud de la mujer”, explica Quiñónez.

POR ÁXEL VICENTE /

Consejos

Existen varios tratamientos alternativos que reducen los síntomas de la menopausia:

Los antioxidantes como la  vitamina C y E ayudan a   disminuir los depósitos de tóxinas  en el cuerpo, favorecen la circulación y combaten la resequedad vaginal, así como la de  los ojos y  la boca.  

Es necesario llevar una dieta con altos aportes vegetales para mantener en equilibrio  los ácidos y los alcalinos.

La mirística es una planta utilizada para  problemas menstruales y para mejorar la función en los ovarios.

La damiana y la soya  pueden emplearse como complemento a la terapia hormonal, el hipérico ayuda al sistema nervioso y emocional, y la cimicifuga  es un regulador hormonal que facilita el tráfico sanguíneo.

El cuachalalate, la caléndula y la  ortiga suelen usarse para recuperar la capacidad funcional  de los ovarios.

 La actividad física también es esencial para mantener la salud y tonicidad muscular.


Más noticias de Vida

Herramientas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.