¿Cómo saber cuándo mi perro está enfermo?

Tenerlo como parte de tu familia te permitirá darte cuenta si su salud pasa por un momento difícil.

Algunas veces, las enfermedades se manifiestan de manera evidente. Otras, pasan meses y estas se desarrollan de manera silenciosa. Sin embargo, como dueño de una mascota, debes estar pendiente en los cambios de comportamiento para que no se haga tarde diagnosticar a tu mascota. Por eso es importante aprender a diferenciar los signos de cuando tu perro atraviesa por algún proceso patológico.

 

OBSERVACIÓN

Observa si tu perro come y bebe con normalidad. Si sus heces varían en cantidad o color. Si aún tiene deseos de jugar, si se le ve decaído o hay algún cambio físico visible. A veces los perros pueden mostrar síntomas inespecíficos, es decir, que son comunes en varias enfermedades. Por eso es sumamente importante no asumir y llevarlo con el veterinario lo antes posible.

 

¿ESTÁ ENFERMO DEL ESTÓMAGO?

Estos síntomas son muy comunes pues es fácil que los perros padezcan de algún trastorno digestivo. Ya sea por infecciones, alergias o un simple cambio de dieta. Los síntomas más frecuentes son:

 

  • Vómitos
  • Náuseas
  • Diarrea
  • Deposiciones frecuentes
  • Heces con sangre
  • Anorexia
  • Fiebre
  • Letargo
  • Abdomen duro
  • Dolor en el abdomen
  • Deshidratación
  • Gases

 

Las nauseas en perros pueden confundirse con tos. Por eso debemos poner atención a si el perro presenta movimientos abdominales para vomitar, o solo regurgita.

 

¿SUS RIÑONES ESTARÁN EN BUENA CONDICIÓN?

En especial si es un perro mayor, es propenso a presentar fallas renales. Si así fuera, algunos de los síntomas que podría presentar son:

 

  • Adelgazamiento
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Pelo con mal aspecto
  • Deshidratación
  • Lesiones en la boca
  • Aliento con olor a amoníaco
  • Fiebre y dolor
  • Edemas en patas, abdomen y tórax
  • Anorexia

 

La insuficiencia renal puede ser aguda y tal vez tendrías que llevar a tu perro de emergencia. Pero también puede suceder que los síntomas se agraven con el tiempo. Por ello es importante que lleves a tu perro por lo menos una vez al año al veterinario, para descartar cualquier posible enfermedad que pueda curarse a tiempo.

 

¿Y SI PADECE DEL CORAZÓN?

En este sentido, se recalca la necesidad de un chequeo frecuente pues, estos síntomas se vuelven evidentes cuando el daño ya está avanzado. Los síntomas podrían ser:

 

  • Intolerancia al ejercicio
  • Retención de líquidos
  • Adelgazamiento
  • Respiración acelerada
  • Inactividad y debilidad
  • Desmayos

 

SI TIENE FALLOS EN EL HÍGADO…

La insuficiencia hepática muestra signos muy específicos:

 

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Exceso de orina
  • Exceso de sed

 

A pesar de toda la información anterior, no te recomendamos que te sugestiones o automediques a tu mascota. Pero si que estés atento a cualquier malestar que presente y que no lo dejes al tiempo. Llévalo al veterinario porque puedes prevenir un padecimiento más serio en el futuro. En caso de cualquier emergencia, puedes acudir a Dana Hospital Veterinario, adentro del Arca de Noé, en el Centro Comercial Cardales de Cayalá, diagonal 35, boulevard Austriaco, 16-25, zona 16, teléfono 2491-4260. Su atención es de 24 horas y también en su sucursal en Centro Comercial Plaza Américas, 14-28 zona 13, teléfono: 2234-6653. También encuéntralos en las redes sociales como www.facebook.com/danahospitalgt y www.instagram.com/danahospitalvetgt/

Atentos al dolor

Un perro con dolor agudo tendrá dificultades para moverse normalmente. También le costará echarse y caminará con las patas rígidas.  Esto podría ser signo de enfermedad renal aguda pero el dolor también puede ser a causa de problemas óseos o articulares. En cualquier caso, el dolor es una señal de alarma por lo que, si lo identificas en tu mascota, es momento de correr al veterinario.

 

Fuente: Dana Hospital Veterinario, Revista Experto Animal.