Compartir nuestra comida con el perro, ¿es buena idea?

Ten presente que la mejor forma de consentir a tu mascota es con golosinas disponibles en tiendas especializadas, ya que garantizan su alto contenido nutritivo, higiénico y apropiado para su digestión.

×

¿Te has preguntado si es válido dar sobras de comida casera a tu perro? La respuesta es un rotundo no. De acuerdo con José Daniel López, zootecnista de Arca de Noé, la razón es que alimentos elaborados con “harinas y cereales son malos para los perros, podrían provocarles trastornos gástricos porque no están preparados para digerirlos y podrían sufrir una sobredosis de insulina”.

Las tortillas, por ser preparadas a base de cereal (maíz), tampoco son apropiadas para los perros, ya que pueden causarles obesidad, indica el especialista.  Algunos alimentos como el café, el aguacate, la cebolla y el ajo son tóxicos para el organismo canino. “El chocolate tiene treobromina, componente que no puede ser digerido por perros ni gatos, cuyos organismos lo identifican como toxina”, explica López.

Aun cuando la textura de cereales, galletas y otros alimentos de consumo humano se parezcan a la de los concentrados, los de alta calidad deben tener un mayor contenido de proteína animal y no cereales o soya. “Hay concentrados que tienen arroz integral, pero su consumo no debe superar el dos por ciento de la dieta”, resalta el zootecnista.

¿Y qué hay de los huesos?

Por pintoresca que sea la escena del perro disfrutando de un hueso casero, debes resistir la tentación de compartirle los que sobran del almuerzo o la cena. Por una parte, estos podrían atorarse enteros o quebrados en la garganta de tu mascota, por otra, puede que carezcan de un alto nivel nutritivo y hasta podrían ser tóxicos por las especias utilizadas al cocinar.

“Los huesos rostizados que se venden en pet shops son especializados, solo se puede comer el cartílago que los cubre, el cual es fuente de condroitina y glucosamina”, indica el especialista de Arca de Noé.

¿Qué alimentos de casa puedes compartir con tu mascota?

Si quieres darle a tu perro alimentos nutritivos de tu cocina son recomendables las frutas crudas y desinfectadas, así como las verduras siempre cocidas. De acuerdo con López, estos son permitidos debido a “los nutrientes que contienen y su fácil digestión”.

Algunas sugerencias son manzanas y peras sin semillas, banano y mantequilla de maní con otras frutas naturales. Estas opciones tampoco deben superar el dos por ciento de la dieta y solo de vez en cuando. No debes darle “nada que tenga azúcar, tampoco uvas, pasas, nueces ni macadamias”, advierte el especialista.

Noé dice…

Los cachorros son más sensibles a cambios en la dieta, por lo que es mejor que esperes a que crezcan, para ofrecerles golosinas caseras.

 

 

Publicado el