Cuidados de mascotas con padecimientos especiales

Es momento de prestar especial atención a los síntomas que pueden menguar la calidad de vida de tus animales de compañía.

Llega un momento de la vida de las mascotas en que su salud se ve comprometida por enfermedades degenerativas propias de su edad avanzada. Mantener controles frecuentes y permanentes de la salud de la mascota, permitirá al dueño identificar cuando el animal pase por un momento difícil o de sufrimiento agudo.

 

Las enfermedades  deberán ser diagnosticadas por un veterinario, de preferencia, uno de confianza que ya conozca a la mascota con anterioridad. Por ningún motivo, se debe diagnosticar al animal con base en lo encontrado en Internet y mucho menos auto medicarlo.

 

Con el diagnóstico, vienen una serie de recomendaciones que el dueño debe seguir al pie de la letra. En especial, cuando la alimentación cambia, es recomendado seguir la dieta indicada por el veterinario o el nutricionista. No respetar la dieta podría acarrear muchos problemas o potenciar el padecimiento que ya presenta el animal.

El licenciado en Zootecnia José Daniel López, resalta otros consejos que se deben seguir para evitar el sufrimiento de la mascota que vive con algún padecimiento especial:

 

  • Los perros ancianos con artritis no deben subir ni abajar gradas y mucho menos subir y bajarse de las camas por el impacto que esto representa en sus huesos.
  • Si un gato padece de enfermedades contagiosas como el sida o la leucemia, se les debe aislar para que no contagien a otros animales pues estas enfermedades se contagian a través de la saliva y las mordidas.
  • Cuando un perro tiene un tumor de sticker también se le debe aislar. Al momento de manipularlo, se debe hacer con guantes pues esta es una enfermedad zoonótica, es decir que se transmite a los humanos.
  • Los gatos deben alimentarse con un concentrado adecuado para el padecimiento que tienen y debe ser elaborado con proteína de origen animal.
  • Para poder velar adecuadamente por la salud del felino, se le debe acostumbrar a ser un gato de interiores. De esta manera se podrá velar porque consuma suficiente agua, la cual deberá estar en movimiento para que sea más fácil que la acepte.
  • Cuando la mascota tiene problemas articulares o de sobrepeso, se debe proveer de camas especiales ortopédicas y evitar las jornadas largas o excesivas de ejercicio.

Noé dice…

No se recomienda administrar a la mascota un medicamento de uso humano, mucho menos si no está recetado por ningún médico veterinario.

Fuente: licenciado en Zootecnia, José Daniel López.