La “belleza real” está en riesgo y Dove mantiene su compromiso por promoverla

Hace 20 años Dove lanzó su campaña “Belleza Real” ante la necesidad de promover la autenticidad. Hoy mantiene su compromiso ante un reto mayor para las nuevas generaciones de madres e hijas que se sienten amenazadas por estándares creados con Inteligencia Artificial (IA).

|

Como parte del vigésimo aniversario de la campaña “Belleza Real”, Dove realizó un estudio exhaustivo sobre la belleza con data de más de 33,000 personas en 20 países distintos. Este es el estudio más grande realizado por una marca de belleza, con el soporte de 15 expertos académicos en imagen corporal.

Los resultados demuestran la urgencia por fomentar la belleza real entre las nuevas generaciones de madres e hijas que están siendo expuestas a contenido de belleza dañino (9 de cada 10) debido a herramientas que generan una imagen falsa. Es por ello que Dove renueva su compromiso por fomentar la autenticidad y abordar esta problemática con su nueva campaña Imagine.

Se espera que para el 2025, el 90% del contenido en línea sea generado por Inteligencia Artificial.

“A medida que la tecnología de IA continúa evolucionando, se está volviendo cada vez más difícil distinguir entre lo que es la belleza real y lo que es fabricado por IA", indica Phillippa Diedrichs, psicóloga investigadora en el Centro de Investigación de Apariencia de la Universidad de West England y experta en imagen corporal. De hecho, 1 de cada 3 mujeres se siente presionada para alterar su apariencia debido a lo que ve en línea, incluso cuando sabe que es falso o generado por IA, según reveló el estudio.

¿Cómo impacta la belleza a las mujeres y niñas de hoy?

El estudio referido muestra la importancia que la imagen tiene tanto en niñas como en mujeres adultas, incluidas aquellas que al ser madres están influyendo con sus percepciones en las nuevas generaciones. Dove encontró que 2 de cada 5 mujeres están dispuestas a renunciar a un año de su vida para lograr una apariencia o cuerpo ideal.

A pesar de que los ideales de belleza se han diversificado a lo largo de los años, la lista de requisitos está creciendo y es imposible de cumplir:

  • lucir saludable: 76%
  • ser delgada: 68%
  • tener una cintura pequeña: 64%
  • ser curvilínea: 57%
  • 2 de cada 3 mujeres creen que hoy se espera que las mujeres sean físicamente más atractivas que la generación de sus madres.

Susie Orbach, psicoterapeuta, psicoanalista y escritora, explica: “Es habitual que la confianza en el cuerpo fluctúe con el tiempo, particularmente cuando pasamos por períodos estresantes o cuando nuestros cuerpos sufren cambios físicos, como durante la pubertad o el embarazo. Sin embargo, esto puede convertirse problemático cuando nuestra autoestima y sentido de autoestima, que están estrechamente ligados a nuestra apariencia e imagen corporal, están determinadas por fuerzas externas, como lo que vemos en anuncios o en las redes sociales”.

De acuerdo con la especialista, los medios sociales y visuales alientan a comparar la apariencia propia ante los demás, y cuando ésta ha sido alterada digitalmente es desconcertante y confuso. Entonces se produce la insatisfacción y se pueden interiorizar ideales de belleza que producen una lucha e impiden disfrutar de la belleza propia.

Dove se compromete a promover la autenticidad

Una de las propuestas de Dove ante la creciente problemática es su compromiso por no usar IA para representar a mujeres en sus anuncios. Esto incluye realizar esfuerzos para promover transparencia y diversidad, tomando medidas para romper con estereotipos de belleza en los medios nuevos y emergentes.

"En Dove buscamos un futuro en el que las mujeres decidan y declaren cómo se ve la verdadera belleza, no los algoritmos. A medida que navegamos por las oportunidades y desafíos que vienen con la nueva y emergente tecnología, seguimos comprometidos a proteger, celebrar y defender la ‘belleza real’. Prometer nunca usar IA en nuestras comunicaciones es solo un paso. No nos detendremos hasta que la belleza sea una fuente de felicidad, no de ansiedad, para cada mujer y niña", explicó Alessandro Manfredi, director de Marketing de Dove.

Educar a las actuales y nuevas generaciones

Otro de los esfuerzos de Dove para promover la belleza real es la educación a niñas sobre su autoestima. Desde 2004, Dove ha llegado a más de 100 millones de jóvenes en todo el mundo, en más de 150 países, a través del Proyecto de Autoestima Dove, con el objetivo de alcanzar 250 millones de vidas jóvenes para 2030.

Los resultados del estudio realizado por Dove demuestran la necesidad de educar en este sentido a las nuevas generaciones. Por ejemplo, una tendencia actual en preadolescentes es el uso de productos antienvejecimiento, incluyéndolos en sus listas de regalos. “¿Cuándo empezaron los niños de 10 años a preocuparse por las arrugas y el envejecimiento? Es hora de hablar para resaltar lo absurdo y proteger su autoestima”, resalta El Honsali, vicepresidente global de Dove.

Los esfuerzos por educación para fortalecer la autoestima también deben ser dirigidos a mujeres adultas y madres, quienes no están preparadas para el envejecimiento como un proceso natural de vida. Según agrega Diedrichs: “Un estudio realizado por la University College de Londres (UCL) encontró que 9 de cada 10 mujeres nunca han recibido educación sobre la menopausia (…) Nuestros cuerpos están pasando por todos estos cambios físicos y mentales y no sabemos cómo afrontarlos, pudiendo tener un enorme impacto en la autoestima”.

Dove motiva a promover la autenticidad mediante la educación y a compartir imágenes reales en medios sociales, para que la belleza real sea aprendida por la inteligencia artificial y, de esta forma, proteger la autoestima de las actuales y futuras generaciones.  

ESCRITO PARA: