¿Por qué los perros comen grama?

Podría ser un alivio a posibles malestares estomacales, ¿el tuyo lo hace?

En un clásico paseo con tu perro por las calles de tu barrio, te darás cuenta que su rutina por lo general consiste en marcar territorio con la orina, comer grama y defecar. Luego de recoger sus desechos, es probable que al levantar la mirada tu perro esté vomitando la grama que acaba de ingerir. ¿Acaso no lo hace muy seguido?

Si esto te resulta familiar y siempre te has preguntado por qué lo hace, a continuación te damos las respuestas.

“MI PERRITO PARECE RUMIANTE”

Existen varias teorías del por qué los perros comen grama. Una de ellas según explica la doctora veterinaria Brendy Cajas, es para aliviar los malestares estomacales. “Por lo general lo hacen cuando sienten alguna molestia, por ejemplo tal vez les duela el estómago por algo que ingirió en casa que no fuera su concentrado. O algún familiar le dio comida a escondidas y le produjo indigestión. Entonces busca comer grama para que esta irrite la mucosa del estómago y vomite para expulsar lo que le produce la molestia”, explica la veterinaria.

Sin embargo, no existe una explicación científica aceptada de manera universal. Otras fuentes indican que podría ser para compensar una dieta poco balanceada, por ansiedad u otros problemas gastrointestinales. Esto no necesariamente significa que todas las hierbas sean beneficiosas para su digestión, por ello no es recomendado facilitárselas.

“Algunos perritos son muy resistentes y pueden comer brócoli o lechuga y no les pasa nada. Se debe observar sus hábitos pues, si muerde la grama y solo la defeca, lo hace a modo de juego. Pero, si come grama de manera compulsiva, vomita mucho y sus heces son muy frecuentes, estos podrían ser síntomas de un problema más serio, por lo que se recomienda llevarlo con el veterinario para un diagnóstico acertado. Nunca es recomendado auto medicar a los perros con remedios naturales o fármacos”, resalta Cajas.

Algunos de las contraindicaciones de que un perro coma grama pueden ser:

  • Que adquiera amebas u otras enfermedades al ingerir grama contaminada con heces de otro perro.
  • Los químicos como fertilizantes o herbicidas también podrían causarle daño.

Por eso debes observar bien los lugares en los que  tu perro prefiera comer grama. De preferencia, debería hacerlo en el patio de la casa, pero si no tienes jardín en tu casa, podrías optar por sembrar grama en una caja. De esta manera podrás controlar que no tenga ningún químico ni suciedad de otro perro y pueda darse un aperitivo natural y saludable de vez en cuando.

Noé dice:

Consulta con el veterinario antes de cambiarle la alimentación a tu perro. Él te explicará la manera gradual y correcta de hacerlo para minimizar los malestares estomacales de tu mascota.

Fuente: Doctora Brendy Cajas, veterinaria de Dana Hospital Veterinario. Purina Latinoamérica.