Prepara a tu mascota para el invierno

La lluvia ya llegó y aún faltan los meses de vientos y fríos intensos. Conoce algunas claves para preparar a tu perro y gato para este clima.

Así como impermeabilizas el techo de tu casa para que el agua de lluvia no se filtre, toma algunas precauciones necesarias para que tu mascota se sienta cómoda en el invierno.

VISITA AL VETERINARIO: es cierto que las visitas deben realizarse de manera regular. Pero si el invierno está muy cerca es mejor apresurare para detectar algún síntoma temprano. Es mejor tenerlo controlado antes de que alguna enfermedad más seria se le desarrolle por el frío, humedad o encierro. Si lo notas decaído o inapetente no dejes al tiempo esta visita.

NO DESCUIDES SU BAÑO: no lo dejes de bañar y cepillar porque hace frío. Al contrario, esto distribuye su grasa natural y estimula la circulación de su piel. Es importante recalcar que debes secarlo muy bien en esta temporada. A diferencia del verano, no habrá calor del sol a la intemperie, para que pueda secarse por sí mismo. De lo contrario podrías ponerlo en riesgo de sufrir hipotermia. En cuanto a tu gato, déjalo que sea él quien realice esta tarea naturalmente. Siempre y cuando tenga una pipeta contra las pulgas, estará bien así.

PROTEGE SUS PATAS: así como en el verano no lo sacaste a pasear en las horas más calientes del día, tampoco lo saques cuando haya demasiado frío. O incluso, cuando haya llovido. Las condiciones adversas podrían agrietar las almohadillas de sus patas y causar alguna infección.

TEN UN REFUGIO ADECUADO: que tu perro tenga un pelaje frondoso no significa que pueda soportar el frío sin inconvenientes. No lo dejes en la intemperie cuando llueva o haga demasiado frío. Busca que su casita esté bajo un techo decente y donde no pegue el aire directamente. Añádele una mantita que aporte más calor que la de algodón que le pones en verano. Y si se trata de una camita que tenga en el interior de tu casa, también. Con una mantita extra le aportarás más calor del normal. Si tu perro es más friolento de lo normal, no lo dejes dormir afuera.

Para tu gato, lo ideal es permanecer donde pegue el sol. Por eso, ayúdalo y coloca camas gatunas junto a las ventanas. Ahora existe una opción aún más efectiva y son las camas con ventosas que se adquieren a la ventana y se amarran desde la galería. De esta manera, tu gato podrá permanecer caliente durante el día, aunque afuera haga frío.

NO LO SOBREALIMENTES: no creas que por engordarlo lo protegerás del frío. Es cierto que la alimentación fortalece su organismo y aumenta su producción de energía. Esta a su vez le ayudará a elevar la temperatura de su cuerpo. Pero no lo alimentes con grasas o comida casera solo para mantenerlo gordito, pues afectarás su salud. Consulta con tu veterinario sobre la manera correcta de alimentarlo en esta temporada.

¿LE PONGO SUÉTER?: esto va a depender de su raza. Algunas, como los huskys, están acostumbradas al frío y tienen un pelaje muy denso. Otras, como los beagles, sus pelajes son más cortos y soportan menos este clima. Consulta con tu veterinario de confianza por la raza de tu perro y si conviene ponerle abrigo extra o no.

RINCONES INESPERADOS PARA GATOS: aunque gastes en una cama lujosa, incluso alguna que tenga calefacción, lo más seguro es que tu gato elija una caja de cartón. Puedes llenarla de mantitas y cojines para que sea aún más cómoda y calientita. Si tu gato ya es mayor, puedes cortar un lado para que le sea más fácil entrar y salir de su guarida.

ESTIMULA CON EL JUEGO: con los juguetes puedes estimular el cuerpo y la mente de tu gato. La actividad física le ayudará a mantenerse calientito durante el invierno. Esto también aplica para los perros. Invéntate un nuevo juego de escondidas u ofrécele una nueva zona de rascado a tu gato. Junto a ello, vigila que coma de manera equilibrada, pues el ejercicio despertará su apetito y también el animo en los gatos.

Presta atención a tu perro si:

  • Muestra temblores
  • Rigidez muscular
  • No se mueve
  • No duerme
  • Respira lentamente
  • Está torpe
  • Tiene la nariz y la piel seca

 

Podrían ser señales de que tu perro padece de frío intenso. Tal vez debas poner mayor atención a su salud, antes que a otros aspectos materiales.

Fuente: eKuore, empresa tecnológica que se dedica al diseño, desarrollo y comercialización de dispositivos médicos. Muy Mascotas, Muy Interesante.