Regálale una tarde de spa a tu perro

Una sesión de grooming lo relajará y quedará guapo y presentable para las reuniones familiares.

Hasta los perros merecen y agradecen un rico baño y un renovador corte de cabello. Si quieres consentir a tu mascota en diciembre, un grooming es la manera perfecta de lograrlo.

Si lo bañas en casa, no es conveniente usar shampoo de humanos para los perros, pues es demasiado ácido para su pelaje y les puede causar daños si se usa regularmente. Mucho menos, shampoo de humano con aromas (cítrico, lavanda, camomila o eucalipto). Compra un shampoo adecuado para perros que le ayude a mantener la piel y el pelaje sanos.

¿CADA CUANTO LO BAÑO?

La frecuencia del baño de tu mascota depende de muchos factores. Entre ellos la raza, el largo de su pelo, su estilo de vida y la convivencia con tu familia. Lo recomendable es bañarle una vez al mes, aunque algunos perros necesitan un baño semanal. Para determinar esto con mayor precisión, consulta con tu veterinario de confianza y el te aconsejará, según las características de tu perro. Consulta también a tu veterinario sobre la limpieza correcta de sus orejas. Es necesaria pues así se minimiza las acumulaciones y lo ayudas a prevenir infecciones.

LOS DETALLES

Mantener el área sanitaria limpia ayuda a prevenir infecciones y síntomas asociados con la irritación de la glándula anal. Un pequeño recorte puede recudir el mal olor y las posibles infecciones en la piel de esta área.

Las patas son el sostén del cuerpo y, por ende, deben estar en perfecto estado para que el perro este bien. Es importante mantener el cabello y las uñas recortadas para asegurar la limpieza. Además, el corte de uñas debe hacerlo un profesional en el grooming, pues a veces los dueños cometen el error de cortar de más y esto causa sangrado.

La temperatura ideal para bañar a tu mascota es tibia. Muy fría le puede causar enfermedades y muy caliente le puede quemar. Debe ser levemente superior a la temperatura corporal de la mascota, esto sería aproximadamente alrededor de 40 grados centígrados.

Por último, ¡el secado es vital! Para estirar el pelo es importante usar peines adecuados según el pelaje de la mascota. Es importante desenredar los nudos y estirar mientras se seca con una secadora. Si el manto es corto, se puede secar bien con una toalla y facilitarles un punto donde les pegue directamente el sol.

Noé dice:

Bañar demasiado seguido a la mascota, le quita los aceites esenciales en su pelaje que le ayudan a su aislamiento natural.

Fuente: Arca de Noé.