Lo que se sabe del caso de posible derrame de petróleo en comunidad de Alta Verapaz y qué dice la empresa aludida

Empresa bajo inspección considera que no hay problemas con las comunidades sino que es una minoría la que se opone a sus actividades.

Archivado en:

Alta Verapazpetróleo
Técnicos de instituciones toman muestras de líquidos encontrados en un área del campo Atzam, Cobán, Alta Verapaz. (Foto: MP)
Técnicos de instituciones toman muestras de líquidos encontrados en un área del campo Atzam, Cobán, Alta Verapaz. (Foto: MP)

Diversas instituciones dan seguimiento a una denuncia pública por un supuesto derrame de petróleo ocurrido en el área del campo Atzam, Cobán, Alta Verapaz, el cual la empresa bajo inspección niega que haya ocurrido.

Desde el miércoles 10 de febrero personal del MARN y un equipo técnico, junto a expertos de los ministerios de Energía y Minas, Salud Pública, Agricultura, Ganadería y Alimentación, peritos del Ministerio Público y del Consejo Nacional de Área Protegidas, desarrollaron diligencia de inspección en el área.

Las acciones buscan establecer la posible contaminación de fuentes de agua por un derrame de hidrocarburos por parte de la empresa Latín American Resources LTD.

El equipo del Ministerio de Ambiente solicitó a la empresa la licencia ambiental, el estudio técnico de aguas residuales y el estudio de impacto ambiental, este último debe contener las medidas de mitigación para los casos eventuales. Por el momento se analiza la documentación presentada por la entidad.

Lea más | “México puede perder interés”: Crece preocupación por invasiones a empresas en zona fronteriza

El MARN también verificó el área del pozo Atzam 2, donde no se detectó derrame de ningún químico, sin embargo, no cuentan con manual de procedimientos contra fugas o derrames.

A unos 50 metros del pozo, en un nacimiento de agua, se observó una capa de grasa y aceite en el espejo de agua, mientras que en el suelo se encontró petróleo crudo, por lo que expertos de la cartera de Ambiente tomaron muestras en dos puntos y fueron trasladadas al Laboratorio Nacional de Salud para identificar las sustancias y tomar las acciones que correspondan de establecerse la contaminación.

Asimismo, en atención a las declaraciones de los vecinos, se hizo una visita al río donde la comunidad indica que es el desfogue del nacimiento hacia el afluente.

Sin contaminación

Andrea Fajardo, mandataria general de Latin American Resources, conocida antes como Petro Latina Corporation, expuso que el miércoles 10 de febrero atendieron a 48 personas de las diferentes comisiones de autoridades estatales.

Lea más | Los dos segmentos de autos nuevos que más se vendieron en Guatemala en 2020

La ejecutiva negó que existiera un derrame de petróleo o hidrocarburos. Agregó que deberán esperar el resultado de los muestreos de agua que tomaron las autoridades los cuales podrían entregar en alrededor de 15 días, pero según se sabe preliminarmente que las entidades coincidieron que no encontraron contaminación. Además, están a la espera del acta del Ministerio Público.

Fajardo indicó también que la empresa hizo muestreos con los consejos comunitarios de Desarrollo Urbano y Rural (Cocodes) el 6 de febrero y aseguró que los resultados refieren que es agua limpia con parafina y sedimento, sin rastros de hidrocarburos o petróleo.

Respecto a la presencia de parafina y sedimento lo atribuye a un sabotaje de un grupo de personas que los están presionando para que se les devuelvan cuatro plazas de trabajo que fueron reducidas debido a la pandemia y que también han pedido que se les construya un pozo, porque en marzo el río se queda sin agua.

Explicó que el pozo Atzam 2, del cual los denunciantes dicen que supuestamente proviene la contaminación con petróleo, no es un pozo productor de hidrocarburos sino de inyección de agua.

Refirió que entonces los denunciantes dijeron que probablemente los tanques de ese pozo están contaminando, pero explicó que para que eso se dé se tuvieron que haber llenado antes los diques de contención aspecto que no ha sucedido según la mandataria.

La comunidad son 136 familias, pero según Fajardo solo 20 personas están en contra por lo que no considera que tengan problemas comunitarios.

Debido a las carencias en el lugar y falta de apoyo la petrolera se ha convertido en una fuente de empleo para las comunidades, proceso en el cual hasta han tenido que intervenir los Cocodes indicando quienes pueden entrar y en que turnos a hacer el mantenimiento en el lugar.

Mencionó que también presentará al MP un video donde una persona del lugar la chantajeó en noviembre del 2020 ya que la intenta obligar a que le compre un terreno. Posteriormente a eso la contactó un abogado para decirle que si no accedía a comprarlo la denunciarían por contaminación. Fajardo expuso que hace meses el operador se quedó dormido y se cayó un barril de sedimento en la tierra, pero se saneó y se le hizo el procedimiento ambiental.