“Toda una montaña se había deslizado”, narra piloto del primer helicóptero que llegó a Quejá a verificar la tragedia

Piloto narra la difícil situación que encontró en Quejá por la tragedia provocada por Eta.

El piloto José Luis Sagastume narra lo vivido en Quejá. (Foto Prensa Libre: Edwin Pitán)
El piloto José Luis Sagastume narra lo vivido en Quejá. (Foto Prensa Libre: Edwin Pitán)

José Luis Sagastume, quien fue el primer piloto que llegó a Quejá sobrevolando en helicóptero, narró su experiencia.

Hace cinco días llegó al área de la tragedia en San Cristóbal Verapaz y recuerda que las condiciones y el clima estaban muy adversos por el paso de la tormenta tropical Eta.

Sagastume indicó que al llegar “fue impresionante al ver cómo toda una montaña se había deslizado y había soterrado entre 15 a 25 casas, que era lo que se estimaba”.

Externó que se vio la necesidad real de la gente y el acceso estuvo difícil y el apoyo.

Indicó que ya en los días posteriores llegaron más helicópteros para establecer un puente aéreo con lo que se logró movilizar apoyo para los damnificados.

Informó que todavía continúa el rescate de personas y entre las misiones fue reconocer distintas áreas, llevar víveres y evacuar cadáveres.

El piloto dijo que actualmente en Quejá solo hay rescatistas y también se han movido a otras comunidades donde permanece concentrada la gente.

El día del alud, el 5 de noviembre, se efectuaron 12 vuelos, el segundo 40 y el lunes unos 80 vuelos para atender la emergencia.

La depresión tropical Eta dejó en Guatemala al menos 44 muertos, según datos hasta este martes 10 de noviembre.

Lea también: Eta: Aldea Santa Elena da refugio a víctimas de alud en Quejá, pero hay mucha necesidad

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres informó este martes 10 de noviembre que han sido suspendidas definitivamente las labores de búsqueda de víctimas en la comunidad Quejá.

La cifra total de víctimas que dejó la depresión tropical Eta, hasta este martes, asciende a 44: Quiché se reportan 14 decesos, 13 en Izabal, ocho en Alta Verapaz, siete en Huehuetenango, uno en Quetzaltenango y uno más Guatemala.

Seis cadáveres han sido localizados en el lugar de la tragedia en Quejá. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)