Pobladores de Purulhá liberan a 75 policías; varios fueron agredidos

Un grupo de pobladores que se opone al funcionamiento de la hidroeléctrica Sacja, en Purulhá, Baja Verapaz, retuvo por varias horas a unos 75 agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y agredió físicamente a varias agentes, quienes fueron llevados rumbo a la cabecera municipal, para recibir atención médica. Además, el personal de la compañía logró ponerse a salvo. 

Varias agentes resultaron lesionadas cuando pobladores inconformes con hidroeléctrica las lanzaron a un barranco. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam).
Varias agentes resultaron lesionadas cuando pobladores inconformes con hidroeléctrica las lanzaron a un barranco. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam).

Pese a que existen varias mesas de diálogo, ayer en la comunidad Monte Blanco se escuchó que hoy habría destrozos en la empresa hidroeléctrica porque pobladores están inconformes. En las redes sociales se comenta que los pobladores que ingresaron quieren llegar al cuarto de máquinas. 


De acuerdo con información preliminar, los agentes fueron golpeados y desarmados por los pobladores inconformes. 

Varias agentes presentan fracturas, luego de que los pobladores las lanzaran a barrancos cercanos. También se informó que en el trayecto fueron botados varios árboles para evitar que los 85 policías que iban como refuerzos pudieran llegar al lugar del conflicto. Sin embargo, al llegar, intentaron hablar con los pobladores, quienes los agredieron. 

Fernando Lucero, vocero del Ministerio de Gobernación, informó que tienen conocimiento de que los agentes ya fueron liberados. Añadió que aún se analiza qué estrategia utilizarán para retomar el control del lugar. 

Les roban equipo

Pablo Castillo, vocero de la PNC, informó que a los agentes les fue robado su equipo de comunicación. Añadió que no tienen el dato exacto de cuántos agentes fueron retenidos. 

Castillo indicó que un contingente de agentes se dirige al área de conflicto para tratar de dialogar con los pobladores inconformes que, según dato preliminar, podrían ser unos 800.

Antecedente

Hace tres meses, los inconformes ya habían destruido la toma de agua y el canal de distribución del líquido de Sacjá, pero se suponía que habían algunos acuerdos ya que hace cuatro días habían comenzado a limpiar el área dañada para repararla. 

En esa ocasión, prendieron fuego a las instalaciones, por lo que se quemaron galeras y maquinaria. 

Los inconvenientes por la instalación de la hidroeléctrica comenzaron hace varios años. En el 2014, unos 200 policías llegaron al lugar para liberar el paso que estaba bloqueado por los inconformes. 

 

 
 

Contenido relacionado: 

> Afectados por hidroeléctrica pidieron resarcimiento
>Pobladores de Alta Verapaz protestaron contra hidroeléctricas
>Policía mantiene control en Ixquisis luego de disturbios en hidroeléctrica