Beneficiados con becas en Taiwán cuentan su experiencia e invitan a participar en estos programas

Guatemaltecos beneficiados con becas en Taiwán nos cuentan cómo esta oportunidad les cambió la vida para ampliar su conocimiento y ponerlo al servicio de Guatemala; también motivan a los guatemaltecos a buscar estas oportunidades de superarse en el extranjero. 

Archivado en:

Guatemala
El estudiante guatemalteco Pablo Roberto Elías cuando ganó en el 2015 el primer lugar en investigación de ICDF Taiwán en la categoría ciencias de la salud. (Foto Prensa Libre: Cortesía).
El estudiante guatemalteco Pablo Roberto Elías cuando ganó en el 2015 el primer lugar en investigación de ICDF Taiwán en la categoría ciencias de la salud. (Foto Prensa Libre: Cortesía).

Una de las beneficiadas es Michelle Aroche Gómez, quien nos cuenta que estudió Licenciatura en Administración de Empresas en la National Chengchi University de Taiwán y en el 2012 regresó al país para poner en práctica lo aprendido.


Recordó que por medio de la página de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (Segeplan) se enteró de los requisitos para optar a la beca, cumplió con lo requerido y posteriormente el expediente fue enviado a la Embajada de Taiwán en Guatemala para una entrevista.

Aroche manifestó que en su estancia en Taiwán aprendió mucho sobre la cultura de ese país y eso le ayudó a interesarse más por su estudio; “tienes que llevar una mente abierta”, destacó.

Actualmente desempeña su profesión en una empresa aquí en Guatemala y afirma que haber estudiado en el extranjero le ayuda a poner en práctica estrategias cuando el trabajo lo requiere.

Invita a participar

“Primero se debe tener el deseo de querer sobresalir, investigar y buscar la oportunidad”, dijo Aroche, quien entre sus planes está fundar su propia empresa.

Lea también: Nace hija de bombero desaparecido en erupción del Volcán de Fuego y su nombre exalta la sonrisa de su padre

Otro favorecido con las becas que impulsa la Embajada de la República de China (Taiwán), es Pablo Roberto Elías Ruiz originario de Huehuetenango. En Guatemala se graduó de médico y cirujano y en Taiwán por medio de la beca obtuvo el título de Doctor en medicina, que combina la medicina oriental y occidental.

Recordó que esta combinación es interesante, pues le ha ayudado con los diagnósticos y al momento de recetar tratamientos a sus pacientes.

Regresó a Guatemala en el 2017 y afirma que la beca fue una bendición de Dios; “me sentí muy emocionado, siempre tuve el apoyo de mi familia. El estudio en Taiwán me abrió la mente, por los pacientes uno se tiene que preparar mejor”, detalló.

Elías añadió que todos estamos llamados a hacer un cambio en el ambiente donde nos desenvolvemos y que con el conocimiento podemos cambiar la vida de los demás.

“Somos un país en vías de desarrollo, lo que tenemos que hacer es perseverar y buscar oportunidades a nivel profesional”, externó Elías, quien tiene una clínica en Huehuetenango y pretende instalar más en otros departamentos para contribuir con la salud de la población.

No deje de leer: El políglota Pedro Perebal busca fundar una escuela de idiomas para aportar al desarrollo del país

“Mi consejo para los guatemaltecos es que nos esforcemos y buscar las oportunidades, por ejemplo buscar opciones en la página de Segeplan. Para ser becado se debe tener buen promedio”, culminó el profesional.

La próxima convocatoria para nuevos becados estará abierta de enero a marzo del 2019 en la página de Segeplan y los favorecidos comenzarán su estudio en agosto del mismo año.

Plan de becas

Alejandro Larios, presidente de la Asociación Becarios Amigos de Taiwán, informó que en el 2006 viajó el primer grupo de becados a Taiwán y que oficialmente el programa comenzó en febrero del 2015. Añadió que por año han brindado entre 25 y 30 becas paras las distintas ramas del conocimiento.  

“Taiwán tiene más de 190 universidades y uno puede aplicar a cualquier carrera”, resaltó Larios, quien explicó que Taiwán tiene dos programas de becas, uno que es de la Cancillería de ese país y le permite al beneficiado estudiar mandarín por un año antes de ingresar a la universidad. La otra opción es la que ofrece la Cooperación Internacional de Taiwán, en la que destaca saber hablar inglés. 

Los becados pueden optar a licenciaturas, ingenierías, maestrías y doctorados, también programas de investigación.
Larios dijo que la mayoría de los guatemaltecos becados opta por alguna ingeniería, administración de empresas, abogado, médico o arquitecto, entre otros.

Sin límite de edad 

“No hay límite de edad para optar a las becas. Algunos de los requisitos es ser guatemalteco y hablar inglés”, informó Larios.

Explicó que en las becas que impulsa la Cooperación Internacional de Taiwán el beneficiado obtiene los boletos aéreos de ida y vuelta, la beca cubre el pago de la universidad, pago de hospedaje y seguro médico; además, el estudiante recibe un aporte mensual de entre 500 y mil dólares (Q7 mil 730) para gastos personales.

Le puede interesar: EE. UU. invertirá US$1.5 millones en Barrio Seguro

En las becas impulsadas por la Cancillería de Taiwán, el estudiante llega a ese país y en el primer año debe aprender mandarín, luego ingresa a la universidad de elección, “en esta beca a uno le dan el dinero y uno solo se encarga de hacer los pagos, le dan al estudiante 1 mil 200 dólares (Q9 mil 276) mensuales”, informó Larios.

Tomás Li, secretario tercero de la Embajada de Taiwán en Guatemala, indicó que como parte de la cooperación académica con Guatemala impulsan el estudio del mandarín en algunas universidades del país. 

Añadió que en el plan de becas pueden participar menores de edad, siempre y cuando tengan culminada alguna carrera de nivel medio. 

Contenido relacionado

> Esta es la historia del vendedor de chicles que vivió en las calles y se graduó de bachiller

> Con mural jóvenes evocan a héroes de la erupción del Volcán de Fuego en San Juan Alotenango

>Más de 30 jóvenes obtienen beca universitaria y aspiran a un futuro mejor