Incendios forestales y plaga de gorgojo afectan bosque municipal en El Tejar

Vecinos, líderes comunitarios y encargados del bosque municipal Tzanjuyú, El Tejar, Chimaltenango, están preocupados por una plaga de gorgojos que afecta a cientos de árboles de ciprés y pino en el área, donde también se han registrado varios incendios forestales, por lo que piden a las autoridades tomar acciones.

Socorristas aseguran que cada año atienden unos 40 incendios forestales en el bosque municipal. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)
Socorristas aseguran que cada año atienden unos 40 incendios forestales en el bosque municipal. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

Algunos vecinos comentaron que en los últimos meses el problema se ha agravado, debido al poco personal asignado al cuidado y protección del área. También señalaron el poco interés de las autoridades municipales, a pesar de que el bosque es uno de los pulmones principales en el departamento.

Luis Armando Teret, vecino, comentó: “Cada año se registran incendios en esa zona boscosa y la plaga mata a cientos de árboles, pero las autoridades no hacen nada para evitarlo”.

Elio Porón, encargado del bosque, dijo que a inicio de año le informaron a las autoridades ediles sobre el problema y la necesidad de combatir la plaga.

“El gorgojo está matando a los pinos a pasos acelerados, ya que al inicio solo detectamos unos 20 pinos infectados, pero a la fecha ya se contabilizan unos 600 árboles. Lo que agrava el problema son los incendios forestales, pues han arrasado con la poca reforestación”, expresó.

Manifestó que también han identificado a malos vecinos que por las noches aprovechan que no hay cuidadores y llegan a cortar los pinos para hacer leña y venderla.

“Recientemente sembramos en el área unos ocho mil arbolitos que una concejal nos donó, les estamos dando mantenimiento debido, pero lo que urge es que las autoridades implementen acciones para proteger el bosque, ya que es un pulmón de oxígeno para el pueblo y hay que cuidarlo por el bien de las generaciones venideras”, añadió.

El socorrista Roberto Rasbot dijo que cada año atienden unos 30 o 40 incendios forestales y que debido a la magnitud han tenido que utilizar motobombas de otras estaciones.

“Es preocupante y da tristeza observar el bosque después que se controlan las llamas. El problema es que por el viento y la maleza seca, el fuego avanza más rápido. Es tiempo de que se tomen acciones para cuidar este único pulmón que hay en este lugar”, refirió Rasbot.

El líder comunitario Juan García manifestó que es lamentable que la municipalidad no haga nada por evitar estos dos grandes problemas que afectan la zona boscosa. 

“El alcalde no tiene visión para solucionar los problemas del pueblo, va a cumplir dos años en el puesto y no ha hecho gran cosa”, refirió García.

Juan José Cua, alcalde, dijo que hace unos meses le comentaron que había unos árboles con gorgojo, por lo que solicitó a personal del Instituto Nacional de Bosques (Inab) que hicieran una inspección y ellos dijeron que no había plaga.

“Solicitaré otra inspección al personal del Inab para estar seguros y si se comprueba que hay plaga tomaremos medidas. En cuanto a los incendios y al personal que hace falta para el bosque, me reuniré con el Concejo para tomar acciones, porque es necesario cuidar el bosque”, indicó Cua.

Datos

  • El bosque municipal Tzanjuyú mide 116 hectáreas.
  • En la actualidad solo hay seis guardabosques asignados para el cuidado del área.
  • En una parte del bosque funciona el vertedero municipal, a donde es llevada la basura que se recolecta a diario por dos camiones municipales.