Cirugías estéticas devuelven la visión

La Unidad Nacional de Oftalmología facilita cirugías estética y tratamiento de botox para corregir problemas visuales. La entidad ofrece una jornada durante este mes con precios más bajos que los que habitualmente cobra.

Las cirugías para eliminar la carnosidad en los ojos son las más frecuentes durante jornada de evaluación temprana. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Las cirugías para eliminar la carnosidad en los ojos son las más frecuentes durante jornada de evaluación temprana. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

Aunque se cree que la cirugía plástica y la aplicación de botox son procedimientos usados exclusivamente para fines estéticos y de belleza, también son aprovechados como soluciones a problemas de salud, entre ellos de la vista.

Durante mayo, la Unidad Nacional de Oftalmología efectuará una jornada para facilitar tratamientos, específicamente para corregir problemas visuales.

La Unidad es el resultado de una alianza público privada que facilita la atención de especialidades oftalmológicas, a bajos precios, pero pese a no gozar de gratuidad, cada clínica especializada atiende a más de cinco mil personas al año.

La jornada se denomina “Rejuvenecimiento Facial” pero su objetivo principal es atender a pacientes con problemas como tics nerviosos, espasmo hemifacial, síndrome de Meige y blefaroespasmo esencial a quienes se les aplica la toxina botulínica, conocida como botox.

Factores de riesgo

La edad es una condición que predispone a la piel de los párpados a volverse flácida y desencadena un problema de visión denominado párpado caído. Para corregirlo los paciente son sometidos a una blefaroplastia, que consiste en eliminar el exceso de piel en los párpados a través de una intervención quirúrgica.

Enfermedades como el pterigión o carnosidad en los ojos pueden curarse con estos tratamientos, y facilita la recuperación de la vista, siempre y cuando no se padezca otra enfermedad más compleja.

Adultos mayores tienen mayor tendencia a desarrollar enfermedades de la vista. (Foto Prensa Libre: Roni Pocón)

Aunque la edad es el principal factor que propicia el desarrollo de estos problemas, hay registro de casos en personas jóvenes. La causa generalmente es atribuida a algún daño de tipo neurológico o problemas congénitos, hay quienes nacen con el párpado volteado. 

“A veces las personas van caminando y cierran los ojos involuntariamente sin poder abrirlos y se les imposibilita actividades como leer un libro, conducir un vehículo o desarrollar un trabajo”, refirió Ana Silvia Pombal, cirujana plástica ocular.

La jornada se desarrollará durante todo mayo en días hábiles, de 7 a 12 horas. La Unidad está ubicada en la 8ª calle 5-64, zona 11, colonia Progreso, atrás del Hospital Roosevelt.

Los precios de los servicios en la jornada son hasta del 20% más baratos que en días regulares y se espera que durante ese lapso se faciliten los diagnósticos y tratamientos a más de 200 personas.