Crean espacios para promover la lectura

Los amantes de los libros tienen diferentes opciones en el país para compartir el gusto o para inculcarles este hábito a los niños a través de proyectos educativos que empresas e instituciones promueven.

La primera Estación de Lectura está ubicada en el Paseo La Sexta. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)
La primera Estación de Lectura está ubicada en el Paseo La Sexta. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)

En el Paseo La Sexta, entre la 8a. y 9a. calle, en la 6a. avenida de la zona 1, la alcaldía auxiliar de la Municipalidad de Guatemala y la Asociación de Libreros de Guatemala instalaron una estación de lectura con el objetivo de que las personas puedan disfrutar un momento de lectura.

El vocero de la Municipalidad, Juan Carlos Sandoval, informó que la mini biblioteca se moviliza en distintas calles sobre la 6a. avenida, cuenta actualmente con más de 250 obras, incluyendo textos en idiomas mayas.

Añadió que el rincón de libros está al servicio de lunes a domingo en horarios de 11:00 a.m. a 19:00 p.m.

“Este proyecto busca incentivar el amor por la lectura, se espera que este año se inauguren tres estaciones más”, indicó Sandoval.

Quetzaltenango

Los quezaltecos amantes de la lectura pueden acercarse a las tres pajareras de libros instaladas en distintos lugares de la cabecera de Quetzaltenango y tomar uno.

El proyecto a cargo de movimientos, organizaciones y comercios se lleva a cabo gracias a donaciones de empresarios, artistas locales y pobladores.

Las pajareras están instaladas frente a la Casa de la Cultura, Centro Cultural Casa No`j y en un centro comercial de la zona 3, donde los libros son administrados por el proyecto municipal Xela Lee.

Cada pajarera cuenta con más de 15 libros los cuales pueden ser utilizados o sustituidos por otros.

“El objetivo es fomentar la lectura y que la gente sepa que los libros no solo están en la biblioteca. Hay que dejar que los libros vuelen y que la población tenga acceso a ellos. Queremos que los quetzaltecos conozcan la historia y tengan pertinencia cultural”, dijo Misael Hernández, director de cultura, turismo y deporte de la comuna de Xela.

La biblioteca pública, zona 3, también ofrece a la población un ambiente agradable para leer, fue creada en el 2015 por la organización Sacándole Brillo a Xela (SBX), quienes pretenden que la ciudad cuente con bibliotecas modernas, gratuitas y atractivas para los estudiantes.

Cuenta con una colección de dos mil libros de historia que es la segunda más grande a nivel nacional y con 600 libros de otras temáticas, además de un espacio para cuenta cuentos, lectura de poesía y otras actividades lúdicas que promueven la lectura. De acuerdo con los registros de la biblioteca, a diario recibe a 120 visitantes.

“Nuestro objetivo es contribuir a impulsar una educación de calidad en Quetzaltenangoc”, dijo Fernando Gómez, director de SBX.

También existen iniciativas como La Valija y La Cobija, promovidas por Delmy Felipe y Karen Fernández, quienes desde el 2012 se esfuerzan por fomentar el hábito de la lectura por medio de una biblioteca móvil y  cuenta cuentos.

“El error es que en las escuelas ven la lectura como una materia entonces los niños creen que es como un castigo, por eso es importante que se promueve de una  forma lúdica y libre para que los menores  lo vean como una diversión. Además exhortamos a los padres a leerle, pues tamos convencidos que se educa con el ejemplo”, dijo Delmy Felipe, integrante del movimiento.

Degustar un café en compañía de un libro también es una realidad en Xela gracias al restaurante El Cafetal Altense, zona 1, que ofrece a los comensales la oportunidad de tomar uno de los 120 libros colocados en las paredes.

“Se ha perdido el hábito de la lectura y ahora las redes sociales nos abarcan casi todo el día, por eso decidimos darle un toque especial a la cafetería y colgar los libros en las paredes, de esta forma las personas pueden tomar uno y leer o traer el propio”, explicó Carmen García, encargada de mercadeo de El Cafetal Altense.

La cafetería es la única en Xela que tiene la opción de los libros colgados en la pared, ofrece temáticas de suspenso, novelas e incluso juegos mentales, uno de los más demandados.

“En un 75% los clientes son adultos y un 25% jóvenes, ya que la mayoría de las personas mayores llegan solas y encuentran en los libros una compañía y distracción, motivamos a los jóvenes a aprovechar la oportunidad y fomentar el hábito de la lectura”.

San Marcos

La maestra Marta Imelda Guzmán, es la creadora de una biblioteca móvil ubicada frente a la Escuela Oficial Urbana Mixta Alba Teresa Castillo, en San Pablo, San Marcos, con el fin de incentivar el hábito de la lectura en los estudiantes.

Se trata de un autobús, el cual fue pintado y equipado con escritorios y estanterías donde se guardan los más de 150 libros de diferentes materias que son consultados a diario por unos 270 estudiantes de preprimaria y primaria.

El autobús que desde hace tres años funciona como biblioteca ha permitido implementar correctamente el programa Nacional de Lectura del Ministerio de Educación, pues según los padres de familia, sus hijos han logrado el hábito de la lectura ya que se sienten motivados por el peculiar lugar donde se almacenan los libros.

“No sabemos si existe algo similar en algún departamento, pero aquí se ha logrado que nuestros hijos les guste la lectura. Media hora a diario los llevan al autobús para que todos lean y eso es un gran avance a favor de la educación de nuestros niños”, afirmó Cristina López, madre de familia.

Sacatepéquez

La Biblioteca Francisco Fuentes y Guzmán organiza cada año distintas actividades con el fin de incentivar a la población a la lectura.

Rosalba  Sáenz, encargada de la biblioteca, indicó que cada mes promueven una temática, por ejemplo, para este mes se eligió el Día del Libro para organizar actividades culturales, en las cuales se espera que asista la población estudiantil.

El poco interés por la lectura se debe en gran medida a que el estudiante no es motivado a hacerlo, por eso es necesario que los padres y maestros los incentiven a través de los juegos.

Escuintla

Sonia Rosmery  López, coordinadora de la Unidad de Formación Docente de la Dirección Departamental de Educación en Escuintla, comentó que dirigen el Programa Nacional de Lectura a los centros educativos de todos los niveles.

Entre los proyectos que se organizan cada año para promover el interés de los niños por la lectura están los concursos de cuentos en familia, donde los estudiantes escriben y exponen sus cuentos.

Además se ha  institucionalizado media hora de lectura y comprensión en los establecimientos, especialmente en los de nivel preprimario y primario.

En algunos municipios se instalan quioscos de lectura donde también los padres de familias son involucrados para fomentar el hábito.

Chimaltenango

La biblioteca municipal de la aldea San Miguel Morazán, El Tejar, cuenta con más de siete mil libros y brinda capacitaciones a niños y adultos.

Además cuentan con programas de lectura, los cuales son apoyados por directores de los distintos centros educativos.
 
Verónica Juárez, encargada, dijo que todos los años realizan programas de lectura con duración de un mes.

“Para investigar tareas de la escuela ya son muy pocos niños los que vienen, ahora la mayoría participa en programas de lectura”.

En el parque central de El Tejar funciona la Biblioteca Municipal Nancy Rittmaster de España, la cual cuenta con más 11 mil 500 libros.

Elba Arroyo, encargada del lugar, expresó: “Cada año planificamos programas de lectura con el coordinador técnico de la Dirección Departamental de Educación, donde participan  más de mil 500 estudiantes”.

Arroyo asegura que una vez por semana visitan las escuelas de las aldeas y llevan libros para la lectura y colorear.

Con información de M. Longo, W. Barrera, V. Chamalé, E. Paredes, R. Melgar.