Afectados por erupción del volcán insisten en retornar a sus comunidades

La incertidumbre causa que los damnificados por la erupción del Volcán de Fuego intenten retornar a sus comunidades para saber cómo quedó su hogar e intentar recuperar algunas de sus pertenencias.

Miriam Juárez y Amílcar Acajabón piden a las autoridades que los dejen regresar. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
Miriam Juárez y Amílcar Acajabón piden a las autoridades que los dejen regresar. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

Miriam Juárez explica que madrugó este miércoles para llegar a su casa a recoger documentos de identificación de su familia, pero las autoridades no los dejaron ingresar.

“Estoy confiando en Dios”, dijo Miriam Juárez y afirma que no tiene miedo de ingresar al área de riesgo porque ya lo ha perdido todo. No obstante, las autoridades no les permiten el ingreso para evitar que pongan en riesgo su vida.

Ella y su esposo afirma que las autoridades de prevención no les avisaron de forma oportuna y la tragedia se hubiese podido evitar.

“Ellos estaban fuera del área, les estuvieron llamando para que se hicieran presentes y se dieran cuenta de las grandes bolas de ceniza, hasta entonces se dieron cuenta y ya había avanzado todo. Ya estaba llegando el desastre a San Miguel los Lotes”, explica Amílcar Acajabón.

En el albergue habilitado en el Gimnasio Municipal Dr. Abner Casasola, donde se resguarda a 237 personas, varios damnificados indicaron que no han recibido información de cómo está su casa y les preocupa que no tienen en donde vivir cuando termine la emergencia.

Jessica López, una de las afectadas, comenta que su esposo intentará subir al área del desastres para saber cómo está su vivienda y decidir qué hacer.

Otros afectados señalan que han tenido que regresar en busca de ropa, tal es el caso de los familiares de María Concepción Rafal y Enriqueta Cuellar de la colonia Santa Rosa, El Rodeo.

 Se normalizan actividades en Escuintla

Así fue el amanecer en el albergue del Gimnasio Municipal Dr. Abner Casasola. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

Vecinos de la cabecera de Escuintla prosiguieron con su rutina, un día después de que se desatara una alarma por un rumor de que material volcánico se dirigía a ese lugar, lo cual fue desmentido por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

Vecinos comentan que anoche sintieron en sus hogares un calor intenso y vapor que salió del suelo con olor a huevos podridos.

“Estábamos adentro de nuestras casas y el vapor era demasiado intenso, estuve hablando con nuestros familiares, y no aguantaban el calor, la nariz comenzó a afectar bastante”, comenta Amelia López, vendedora del mercado cantonal de Escuintla.

La comerciante explicó que varios de sus vecinos se fueron de sus hogares en dirección a Taxisco o El Salvador.
 Mantienen constante comunicación con sus familiares en otras áreas del país y se mantienen atentos a las noticias en caso de cualquier alerta.

Lea también

>Ciudad de Escuintla no corre riesgo por Volcán de Fuego
>Podrían practicar pruebas de ADN a bebés rescatadas
> Insivumeh advierte de avalanchas de ceniza y lodo del Volcán de Fuego