Familias abandonan sus viviendas en Palencia por amenazas de muerte, cuyo origen ni siquiera sospechan

Cinco familias tomaron la decisión de huir de Concepción, Palencia, debido a que han sido amedrentados para que abandonen sus propiedades. Las amenazas comenzaron en el 2016, y continuó el año pasado hasta que fueron atacados.

Una casa de la familia Gómez, construida de block, apareció destruida en diciembre del año pasado. Se desconoce de donde provienen los ataques. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Una casa de la familia Gómez, construida de block, apareció destruida en diciembre del año pasado. Se desconoce de donde provienen los ataques. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

“Estamos tristes porque tuvimos que abandonar nuestras casas y terrenos en Palencia, llevamos nueve meses refugiados fuera del departamento por temor a que nos ataquen, pusimos denuncia de las amenazas, pero no se averiguó nada del caso”, relató un miembro de la familia Gómez.


En el 2016 esta familia, conformada por cinco núcleos familiares, comenzó a recibir amenazas de muerte por teléfono si no abandonaban sus casas. Al acoso telefónico no le dieron importancia y periódicamente fueron amedrentados.

“Me llamaron varias veces y me advertían que nos matarían si no nos íbamos de las casas. Somos cinco familias y llevábamos más de 25 años viviendo en Concepción. El caso pasó de las llamadas a los ataques armados, eso provocó que huyéramos”, explicó otro integrante de la familia.

Incendios sospechosos 

En marzo del 2017 la familia Gómez fue atacada a balazos, los miembros salieron ilesos y luego se puso una denuncia en la Policía Nacional Civil (PNC).

Esta es una de las casas que apareció quemada en abril del 2017, cuando los miembros de la familia Gómez no estaban en sus propiedades. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Un mes después del ataque continuaron las amenazas por teléfono y un día en que no había nadie en las viviendas incendiaron un inmueble.

“No sabemos quién no está haciendo esto, pero seguro quieren las propiedades y les interesan mucho. Nosotros como familia tenemos las escrituras en orden y si dejamos las casas fue por seguridad, pero lucharemos por retener nuestras casas”, afirmó un representante de la familia afectada.

La familia Gómez lleva nueve meses de vivir en otro departamento y eventualmente regresan a ver sus propiedades en Concepción. La última vez, en diciembre, encontraron dos casas más incendiadas y destruidas.

El caso ha sido denunciado en el Ministerio Público, quien confirmó que se hacen las investigaciones, pero que aún no hay resultados.

Cuando los miembros de la familia Gómez llegan a Concepción lo hacen apresurados por temor a represalias y aseguran que no tienen enemigos en Palencia, por lo que el acoso les parece “inexplicable”. 

Las viviendas del clan familias Gómez empezaron a aparecer quemadas desde abril del 2017. Además fueron atacados a balazos en dos ocasiones. (Foto Prensa Libre: Cortesía)