Así responden guatemaltecos para ayudar a anciano que vive en bus abandonado

“Agradezco de corazón por la ayuda, que Dios les bendiga”, expresó Juan Pablo Figueroa Alfaro, de 66 años, quien vive solo en bus abandonado en la zona 12 de la capital, y cuya historia se dio a conocer recientemente.

Juan Pablo Figueroa Alfaro, quien vive en un bus abandonado, ordena parte de la ayuda recibida. (Foto Prensa Libre: Cortesía vecinos).
Juan Pablo Figueroa Alfaro, quien vive en un bus abandonado, ordena parte de la ayuda recibida. (Foto Prensa Libre: Cortesía vecinos).

La historia de este guatemalteco causó distintas reacciones en los internautas, quienes expresaron que la situación de Juan les impactó, pues a pesar de su edad aún trabaja en mecánica automotriz para reunir fondos para su medicina y alimentación.

El vecino Édgar De León dijo que ha sido testigo de la difícil situación del anciano, quien por falta de recursos, desde hace un año decidió vivir en un bus escolar abandonado sobre la 7a avenida y 24 calle esquina colonia La Reformita, zona 12.

Añadió que la rutina ha cambiado para Juan, pues personas altruistas se acercan al bus para brindarle ayuda y palabras de ánimo, ya que necesita una operación en el ojo izquierdo.

Juan tiene dificultad para hablar por un cáncer que le afectó la lengua, pero eso no le impidió expresar su gratitud por la ayuda.

Lea también: Bicitaxista continúa con proceso para graduarse de abogada y su anhelo es ayudar al prójimo

Juan Pablo Figueroa Alfaro baja del bus que utiliza como vivienda (Foto Prensa Libre: Juan Diego González).

“Me han regalado ropa, también comida y artículos para higiene personal. Me ha servido de mucho”, resaltó el anciano.

Recientemente, Juan manifestó que cada día lucha para salir adelante, pues sueña con un futuro mejor.

No deje de leer: Esta es la historia del vendedor de chicles que vivió en las calles y se graduó de bachiller

Si usted desea ayudar al anciano se puede comunicar con él al celular 56350827 o depositar en la cuenta de Banrural 4278041002.

Contenido relacionado

Superación sonríe a joven que vendía dulces en su silla de ruedas

Víctima de accidente de tránsito no se da por vencido

Conozca la rutina de dos madres de niños con discapacidad y su perseverancia para sobresalir

 

0