Esfuerzo de abuelo por sus nietos es recompensado por guatemaltecos

La valentía de Ubaldo Villatoro Marroquín, de 77 años, quien lucha por sus dos nietos menores, despertó en el corazón de los guatemaltecos el espíritu de solidaridad para ayudar con distintos recursos al anciano que utiliza una carreta para hacer mandados y agenciarse de recursos para subsistir él y sus dos nietos. 

El abuelo y sus nietos junto a personas que le brindó ayuda. (Foto Prensa Libre: Cortesía Glenda de Hernández).
El abuelo y sus nietos junto a personas que le brindó ayuda. (Foto Prensa Libre: Cortesía Glenda de Hernández).

El sábado último, Prensa Libre publicó en su edición impresa y digital la historia del abuelo y de cómo hace para sobrevivir en medio de muchas carencias y que pese a ello se esfuerza por el cuidado de sus nietos Mynor, 8, y José Villatoro, 7.


Con el pasar de las horas, las redes sociales y correos fueron las formas en las que lectores solicitaban la forma de ubicar a Ubaldo para brindarle ayuda y conocer más en las condiciones en que vive en Boca del Monte, Villa Canales. 

En algunos mensajes se leía “¿Cómo puedo ayudar?”, “Unámonos en favor del abuelito” Otros lectores a través de correo electrónico indicaban “Necesito localizar a don Ubaldo para ayudarlo”.

Familia donó estufa y cilindro de gas a anciano y sus nietos. (Foto Prensa Libre: Cortesía Glenda de Hernández).

Las horas transcurrían y el deseo de ayuda crecía, pues la tarde del sábado último una familia llegó al hogar del anciano y llevó piezas de pollo frito y le entregó Q100.

Deseo de ayudar

“El teléfono no ha dejado de sonar desde la mañana. La gente pregunta cómo puede ayudar”, manifestó Glenda de Hernández, cuyo número de teléfono fue consignado en la nota de versión digital y se han encargado de canalizar la ayuda para el abuelo y sus dos nietos.

Apenas amanecía este domingo y el espíritu solidario de los guatemaltecos se hacía presente de nuevo. “Agradezco por la ayuda, Dios se los pague”, dijo Ubaldo; mientras Mynor y José indicaron “comimos pollo”.

Desde las 7 horas el anciano ha sido visitado por personas que le han llevado frijol, papel, leche, arroz y otro tipo de alimentos.

La solidaridad de los guatemaltecos ha sido evidente. (Foto Prensa Libre: Cortesía Glenda de Hernández).

“Don Ubaldo cómo está, conocimos su historia y aquí le traemos esto”, resaltan a algunas personas.
Erica Monterroso, 33, indicó que desde San José Pinula viajó hasta Boca del Monte junto a su esposo Manuel Godoy y una hija para entregar la ayuda.

Reconoce esfuerzo

“Me motiva a ayudar el amor que el abuelito muestra por sus nietos y la lucha por llevarlos a un crecimiento mejor”, puntualizó.

Monterroso colaboró con víveres, edredones y una mesa e hizo un llamado a unir solidaridad para continuar con la ayuda.

Hugo Monterroso al igual que otras personas, también se motivó por la buena actitud del abuelo y aportó víveres.

La solidaridad de guatemalteco continuó y Ubaldo fue beneficiado con una estufa con su cilindro de gas. Otras familias también le han entregado víveres, juguetes y alguna ayuda económica. Otros buenos guatemaltecos lo invitaron a almorzar pollo frito. 

Don Ubaldo no tiene teléfono celular, por lo que si alguien desea ayudar se puede comunicar con Glenda de Hernández, quien es conocida del anciano y puede ayudar a ubicar la vivienda. Número 42799290. La casa del anciano se ubica en la 4 calle “C” 7-90, zona 2 Boca del Monte. 

Ubaldo agradece por la ayuda recibida. (Foto Prensa Libre: Cortesía Glenda de Hernández).

Anciano trabajador

El anciano se agencia de fondos haciendo mandados con una carreta de madera, pero lo que logra reunir no es suficiente para cubrir las necesidades de los tres, pues viven en una casa en condiciones precarias y sin servicios básicos, entre otras carencias.

“No puedo sacarlos a la calle —a sus nietos—. Los cuido por el cariño que les tengo”, resalta el abuelo. Para conseguir el sustento diario, utiliza su carreta de madera y hace mandados. “a veces gano Q40”, refiere.