Bee Hub Guate, la iniciativa que lucha por conservar las abejas que polinizan alimentos de consumo humano

La función de las abejas es fundamental en la vida de los seres humanos, pues estas se encargan de polinizar al menos 70 de los cien principales alimentos que llegan a la mesa; sin embargo, su subsistencia en está en peligro debido a la deforestación, incendios forestales y el cambio de uso de la tierra, aseguran expertos.


Para la conservación de las abejas, expertos sugieren no cortar las flores silvestres de los jardines. (Foto Prensa Libre: César Antonio Pérez)
Para la conservación de las abejas, expertos sugieren no cortar las flores silvestres de los jardines. (Foto Prensa Libre: César Antonio Pérez)

La situación de las abejas en Guatemala es, hasta cierto punto, preocupante, pues de las 33 especies nativas 13 están en peligro de extinción. Entonces, si se toma en cuenta que un tercio de los alimentos que consumen los seres humanos tienen alguna dependencia de la polinización que hacen esos insectos, los expertos sugieren actuar de manera urgente en términos de conservación.

Es así como surge Bee Hub Guate, una iniciativa que tiene como objetivo promover la apicultura responsable, de manera orgánica y natural, pues de esa forma se garantiza la subsistencia de las colmenas y la buena calidad de la miel.

 

Ahmid Dacaret, representante de Bee Hub Guate, dijo que en Guatemala las abejas están expuestas a varias amenazas, pero definió como la principal la pérdida de su hábitat como consecuencia de la deforestación, los incendios forestales y el cambio del uso de la tierra, principalmente para la construcción de proyectos habitacionales.

 

Destaca como otra amenaza las malas prácticas agrícolas y el uso de pesticidas con altos contenidos de nicotina, pues esta altera el sistema nervioso de las abejas y acelera su muerte. Una abeja obrera en buenas condiciones puede llegar a vivir hasta 45 días.


El apadrinamiento de colmenas es otra forma de proteger a las abejas. (Foto Prensa Libre: Cortesía Bee Hub Guate)

Por último, describe como una amenaza las malas prácticas apícolas, como la introducción de abejas reina artificiales, uso de cera estampada y exceso de antibióticos.

También lea: Tres pichones de halcón pecho naranja dan esperanza de conservación a una especie en “grave” peligro de extinción

Dacaret asegura que a pesar de esas amenazas no todo está perdido, pues muchos apicultores guatemaltecos se han interesado en promover la producción de miel mediante métodos naturales que garantizan la buena calidad del producto y mejoran las condiciones de vida de las abejas.

Cómo apoyar

Para apoyar en la conservación de las abejas solo se deben seguir algunos pasos, como saber el origen de la miel que se compra y seleccionar la que se produce de manera natural y no la que ha sido adulterada con jarabe de maíz, como ocurre en la mayoría de los casos, según expertos.

 

Además, evitar el uso de agroquímicos en jardines y conservar algunas plantas silvestres que crecen en estos, como las denominadas diente de león, pues sus néctares son de los más preferidos por las abejas.

 

Se recomienda plantar flores como la banda, albahaca, menta, tomillo y girasoles, pues estas atraen a las abejas y otros polinizadores como los colibrís. Con esto se garantizaría la subsistencia de muchas especies que dependen de las plantas que son polinizadas por las abajas, dicen apicultores.

 

Apadrinamiento

Bee Hub Guate también promueve un proyecto de apadrinamiento de colmenas rescatadas, el cual consiste en que familias paguen una cuota anual y tengan la oportunidad de ser parte del proceso de producción de miel.

También lea: Si usted es amante de la naturaleza y de las aves, este evento le interesará  

El objetivo de este programa es estabilizar las poblaciones de abejas que de alguna forma se trasladan de un lugar a otro sin destino, muchas veces exponiéndose a los peligros que los mismos humanos generan, pues estas se colocan en sectores habitados.

Ahmid Dacaret, representante de Bee Hub Guate, asegura que se capacita a apicultores sobre buenas prácticas. (Foto Prensa Libre: Cortesía Bee Hub Guate)

Además, se trabaja en un santuario para abejas en el parque ecológico Green Rush, en Villa Canales, donde se pondrá en práctica los métodos orgánicos de producción de miel y se cultivarán las flores de las cuales se alimentan esos insectos; además, se trabaja en un proyecto de apicultura comunitaria en San Pedro Las Huertas, Sacatepéquez.

También lea: Cien muertes clínicas de vacas se registran en Petén, mientras ganado baja de peso por falta de pasto

Detalles

  • Una abeja obrera vive 45 días, en promedio
  • Una colmena puede tener entre 10 mil y 70 mil abejas
  • Una abeja reina puede depositar mil 500 huevos por día
  • Una abeja reina vive entre 3 y 4 años y es sustituida de forma natural
  • En la apicultura convencional la abeja reina se sustituye cada año
  • Los aliados en la conservación de las abejas son: Green Rush, Cultiver Guatemala, Vivero María Felisa, Colmena don Antonio, Reusa, Guatepassport y Festival de las Flores Antigua
  • Para apoyar la iniciativa se puede visitar la página de Facebook BeeHub Guate e Instagram @beehubgt

Contenido relacionado:

> Las especies que están en riesgo de desaparecer en Petén por los incendios forestales

> Cámaras captan las maravillas naturales que habitan las selvas peteneras 

> Traficantes de especies silvestres acechan a guacamayas y loros

1

Erick Quezada Hace 7 meses

Aquí en Chimaltenango hemos notado la disminución de abejas y mariposas, desde que esta funcionando la generadora eléctrica con bunker, puesto que produce dióxido de azufre.