Comuna capitalina pretende reactivar 35 líneas de buses rojos que han desaparecido

Aunque aún no se tiene una fecha definida, la municipalidad espera adquirir 500 buses para remplazar las 35 líneas que han desaparecido en la Ciudad de Guatemala por diferentes causas, entre estas la extorsión.

De 109 rutas autorizadas por la municipalidad capitalina, 35 han desaparecido por distintas circunstancias.( Prensa Libre: Hemeroteca PL)
De 109 rutas autorizadas por la municipalidad capitalina, 35 han desaparecido por distintas circunstancias.( Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Según la comuna, se tiene un total de 109 rutas autorizadas; sin embargo, 35 de estas ya no circulan, por lo que serán reactivadas con nuevas unidades, que serán equipadas con Sistema de Posicionamiento Global (GPS, en inglés) y serán más seguras para viajar.

El proyecto se dio a conocer durante la reunión de alcaldes auxiliares en el edificio de la comuna, aunque se desconoce cuál será la modalidad para adquirir los 500 buses y si han tenido acercamiento con empresarios el transporte.

Carlos Sandoval, vocero de la municipalidad, refirió que no se tiene una fecha para comenzar con el proyecto, aunque asegura que será a corto plazo. También mencionó que para utilizar este nuevo servicio se emitirán tarjetas prepago.

La municipalidad presentó un plan de Movilidad Urbana que estipula la implementación del Aerómetro, El Metroriel y la expansión del Transmetro hacia otras zonas capitalinas.

Lea también: 1998: entran en circulación los buses gusanos

Desaparecen

Entre las rutas desaparecidas están la 4, 96 y 80, lo que afecta a vecinos de Chinautla y a personas que van a la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac).

Las rutas 4 y 96 salían de Chinautla hacia la Usac, mientras que la 8 circulaba desde ese mismo municipio hacia el mercado de La Terminal, zona 4 de la capital.

Édgar Guerra, de la Defensoría de los Usuarios del Transporte Público de la Procuraduría de los Derechos Humanos, recalcó que con la falta de camionetas han surgido transportes alternativos como taxis colectivos, microbuses y mototaxis.

“Chinautla y la zona 6 son críticos con su transporte público, ya que las extorsiones de las pandillas, han obligado a los dueños de las unidades a no prestar el servicio. Los afectados suman unos 60 mil, ya que eran rutas largas que trasladaban a estudiantes de la Usac y su anexo; además, pacientes de los hospitales Roosevelt y San Juan de Dios”, dijo Guerra.

Guerra recuerda que las rutas 36 y 37 han suspendido el servicio en varias ocasiones debido a las extorsiones y cada vez hay menos unidades. Lo mismo ocurre con las rutas 204 y 206.

Varias rutas urbanas han desaparecido por el asedio de grupos de extorsionistas.(Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Otros afectados

La Superintendencia de Transporte Público informó que las carencias también afectan a personas que residen en las zonas 7, 16, 17 y 18, así como en sectores de San José Pinula, pues, aunque las unidades no han desaparecido por completo, ahora hay menos.

“Antes las rutas que daban cobertura eran 134, y ahora solo se reportan 98. Y en cuanto a unidades, antes eran tres mil 221 y ahora solo 936”, indicó un delegado de esa entidad.

Contenido relacionado:

 Transporte urbano, un cuento de nunca acabar

Cincuenta nuevos buses para el transporte de pasajeros en 1960

 ¿Viajó usted en estos buses de la Microtax?