¿Consumo de huevos de tortuga como afrodisiaco? la otra realidad que podría tornarse trágica

A las costas de Guatemala llegan tres especies de tortugas marinas para desovar, por lo que conservacionistas luchan por protegerlas.

En las ventas de jugos es común encontrar huevos de parlama. (Foto Prensa Libre César Pérez)
En las ventas de jugos es común encontrar huevos de parlama. (Foto Prensa Libre César Pérez)

Entre agosto y octubre, las costas guatemaltecas dan la bienvenida a tres especies de tortugas marinas que llega a depositar miles de huevos, los cuales constituyen un botín para quienes se dedica a su comercio ilegal.

El mito más arraigado sobre el consumo de huevos de parlama es el que les atribuye propiedades afrodisiacas; sin embargo, expertos en conservación aseguran que no es así, y que al contrario eso podría ser perjudicial para la salud por “su alta carga de colesterol”.

 

Pero a pesar de eso, encontrar huevos de parlama es tan sencillo como detenerse en una venta callejera de jugos y pedirlos al gusto. Con jugo de limón o de naranja son las dos formas más comunes de comerlos, pero para los conservacionistas ese no es el problema, pues una buena parte de los huevos que llegan a los mercados son legales, gracias a un convenio entre recolectores, quienes están obligados a dejar el 20 por ciento de la nidada. Pero, aseguran, no faltan personas que burlan los controles y los comercializan sin importar el daño que se le causa a las especies.

También lea: ¿Por qué son importantes las áreas peatonales en una ciudad a la que llegan más de 2.5 millones de personas?
El consumo de huevos es una de las principales amenazas de las tortugas marinas, pues del total de crías apenas el 5% llega a la edad adulta, asegura Carlos Hernández, encargado del Tortugario Las Lisas, en Chiquimulilla, Santa Rosa, el cual es coordinado por el Maga y el Conap y donde se promueve la conservación de las especies parlama, carey y baule, está última la más grande, pero que desde hace dos años no llega ninguna a desovar a Guatemala. Todas están en la lista de especies en peligro de extinción.

En un nido de tortuga se pueden encontrar hasta 120 huevos, de los cuales entre 20 y 18 son entregados a los tortugarios por parte de recolectores locales.

 

De acuerdo con Hernández, el consumo de huevos de parlama es dañino para la salud, pues, según dice, cada uno equivale a 20 de gallina, por lo que la concentración de colesterol es mayor y recomienda dejar de comerlos y así también contribuir con la conservación de las especies.

Con la liberación de crías de tortuga marina se busca proteger la especie. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

La opinión de Hernández coincide con una publicación del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo sobre la conservación de las tortugas marinas en Guatemala, en la que se deja claro que la principal amenaza es el consumo de sus huevos, pero a la vez advierte de los riesgos para la salud.

 

En una parte de la publicación sobre las principales amenazas de las tortugas se lee: “Consumo desmedido de huevos de tortugas marinas, debido a que se tiene la creencia que son afrodisiacos, pero al contrario los huevos de tortuga Parlama contienen altos contenidos de colesterol, lo que pone en riesgo la salud humana”.

 

Principales amenazas

 

  • Consumo desmedido de huevos
  • La pesca comercial por la falta del uso de Dispositivos Excluidores de Tortugas (DET) en las redes y el tipo de anzuelos usados
  • Por contaminación de petróleo y desechos de los barcos
  • Acumulación de desechos sólidos en playas y el mar
  • Presencia de animales domésticos como perros, gatos y cerdos que desentierran los nidos para comerse los huevos
  • Construcciones cerca de la playa, pues sus luces fuertes desorientan a las tortugas que salen a anidar
  • Tránsito de vehículos y motocicletas sobre la playa

Sin registro

 

En las tablas alimenticias de Guatemala no aparece registro de las propiedades de los huevos de tortuga, pues, de acuerdo con nutricionistas, se trata de un producto que no tiene venta libre.

También lea: En estos municipios del área metropolitana caminar de noche no representa peligro

La nutricionista Iris Rodríguez comentó que se basan a la última tabla del Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá (Incap), pero en esta no hay ningún registro que permita saber la composición de ese tipo de huevos, por lo que lo más recomendable es no comerlos.

Cada tortuga puede poner hasta 120 huevos, muchos de los cuales son recolectados por pobladores, quienes entregan el 20% al tortugario. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Agregó que en esa tabla solo aparece la composición de los huevos de gallina, pato, codorniz, chompipe y avestruz, y cree que eso se debe a la regularización sobre la comercialización de la venta de huevos de tortuga en el país.

También lea: Inauguran paso a desnivel Cuatro Caminos y es el más grande de la capital

Sin embargo, Rodriguez comentó que el consumo de huevos -de gallina- por semana no debe superar las tres unidades, para que cumplan con su función alimenticia y no sean perjudiciales para la salud.

 

Detalles

 

 

  • De enero a la fecha en el Tortugario Las Lisas han sido liberadas 31 mil crías de tortuga marina
  • Del total de crías liberadas solo el 5% llegan a la edad adulta
  • 150 nidos hay en el Tortugario Las Lisas
  • 120 huevo llega a poner una tortuga
  • 500 libras puede pesar una tortuga marina
  • Entre 45 y 50 días es el tiempo que tardan en nacer las tortugas

 

Solo un nido

 

La Dirección Regional de Conap Costa Sur informó que 65 crías de tortuga parlama y ocho de tortuga negra del Pacífico que eclosionaron en el Tortugario del Paredón Buena Vista, Sipacate, Escuintla, fueron liberadas este martes en el Parque Nacional Sipacate Naranjo.

 

Se informó que en esas playas solo hay un nido con 35 huevos de tortuga negra, de la cual no se tenía registro de que desovara en las costas del Pacífico, por lo que este es vigilado para evitar que sea saqueado y así garantizar la eclosión de todas las crías.

Le puede interesar:

Inician trabajos de construcción en paso a desnivel Cuatro Caminos

El sábado 18 de mayo comienzan los desvíos por construcción de paso a desnivel Cuatro Caminos

Vehículo pierde el control en Cuatro Caminos zona 16

 

0