Impulsan apicultura en Huehuetenango

El impacto del cambio climático  en la agricultura obligó a familias  de   Cheninhuitz,  Todos Santos Cuchumatán, Huehuetenango, a diversificar sus actividades productivas, por lo que ahora  incursionan  en  la producción de miel de abeja.

Archivado en:

apiculturaHuehuetenango
La crianza de abejas para producción de miel requiere de cuidados especiales. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
La crianza de abejas para producción de miel requiere de cuidados especiales. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

Nicolás Pablo Ortiz, vecino, señaló que desde hace dos años combina la agricultura con la apicultura, pues debido a los cambios de clima las cosechas tradicionales son  escasas.

 De acuerdo con Pablo, la producción de miel presenta   dificultades, las cuales ha superado  con  asesoría de la Asociación de Cooperación al Desarrollo Integral de Huehuetenango (Acodihue).

Pablo recuerda que comenzó  con dos colmenas, pero debido a la demanda del producto ahora cuenta con 30, que  producen unos 60 quintales de miel al año; el precio del quintal  en el mercado local oscila entre Q900 y Q1 mil 100.

“No tenía experiencia en este trabajo, me enseñaron cómo manejar la producción, pues es una tarea delicada”, señaló.

Apoyo comunitario

Rufino Pablo Gerónimo, otro productor de miel, manifestó que los apiarios fomentan la unidad familiar, pues para obtener una  buena  producción es necesario dedicar suficiente tiempo al mantenimiento de las colmenas.

Señaló que comenzó  en el negocio hace pocas semanas y que a la  fecha  su apiario está en capacidad de producir dos quintales de miel por temporada, con lo que espera superar la crisis económica  que atraviesa  su familia, debido a la poca producción de maíz y papa.

“Muchos no quieren trabajar con las abejas, porque si no se sabe manejar el apiario  los insectos atacan”, señaló.

La  producción  de miel prospera en   Cheninhuitz,  Todos Santos Cuchumatán, Huehuetenango. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

Buscan mercado

Los productores de miel no pierden la esperanza de  recibir apoyo de las  autoridades del  Gobierno para  abrirse un mercado  donde puedan vender el producto a precio justo.

Carlos Herrera, técnico de la Acodihue, refirió que apoyan la apicultura  con el objetivo de mejorar la seguridad alimentaria e incrementar los ingresos económicos de unas 260 familias de la comunidad.

Herrera  explicó que al año  se producen unas 33 mil 500 libras de miel y productos derivados de la colmena, como panela y polen, los  cuales se comercializan en el mercado nacional bajo la marca Miel de la Meseta, pero esperan que en algún momento se dé la  oportunidad de exportar y ser competitivos en el mercado internacional.

Dedicación y esmero

La crianza de abejas para producción de miel es una tarea que requiere de mucha dedicación, pues para obtener productos de primera calidad los apicultores deben aplicar algunas técnicas.

Uno de los aspectos más importantes es la alimentación de las abejas, debido a que por la escasez de flores esta se debe complementar con jarabes a base de azúcar.

También es importante adecuar las cajas  donde se resguardan las colmenas, las cuales deben llenar  algunas características que garanticen que las  abejas no busquen otro lugar para vivir, según algunos de los productores.