Dos soldados desaparecidos tras la emboscada mortal en El Estor ya están a salvo

Soldados sobrevivientes serán condecorados por instrucción presidencial.

Anselmo Reginaldo Xolp Pop y Édgar Domingo Caal Caal. (Foto Prensa Libre: Ejército de Guatemala)
Anselmo Reginaldo Xolp Pop y Édgar Domingo Caal Caal. (Foto Prensa Libre: Ejército de Guatemala)

Los últimos dos soldados que estaban desaparecidos a causa de la emboscada de narcotraficantes en Semuy II, El Estor, Izabal, están a salvo.

El Ejército guatemalteco informó que los infantes Anselmo Reginaldo Xol Pop y Édgar Domingo Caal Caal estaban en un área pantanosa y un lanchero los llevó hacia El Estor.

Por aparte, la institución militar informó durante la tarde que el ministro de la Defensa, Luis Ralda, condecoró con la Cruz de la Marina de la Defensa Nacional y el Roble de Oro a José Álvaro Choc Cac, infante de marina que está herido y hospitalizado en el Centro Médico Militar.

Horas antes, el presidente Jimmy Morales instruyó al Ejército condecorar a los soldados heridos y repudió las circunstancias en las que perdieron la vida los agentes Carlos Steven Mayen Cabrera, Isaías Beleu Caal y Leonel Seb Tun.

Los otros heridos a causa de la emboscada son Erwin Estuardo Coy Méndez, Denis Alberto Xo Bolom y Wilmer Danilo Sub Caal.

En esas circunstancias se completa la patrulla militar que ingresó a la comunidad Semuy II siguiendo la traza de una narcoavioneta, pero fueron emboscados y desarmados por pobladores afines a grupos criminales.

Morales decretó un estado de Sitio en 22 municipios de Petén, Izabal, Alta y Baja Verapaz, Zacapa y El Progreso, para cercar a grupos criminales.