Ultiman a vendedor frente a su familia y amigos, quienes intentaron detener a los sicarios

Amigos de la víctima trataron de detener a los sicarios, pero estos huyeron en motocicleta luego de haber cometido el crimen en Izabal.

Agentes de la PNC retiran de la vivienda el cadáver de Carlos Humberto Santos Ramos, quien murió baleado en Izabal. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart).
Agentes de la PNC retiran de la vivienda el cadáver de Carlos Humberto Santos Ramos, quien murió baleado en Izabal. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart).

Autoridades informaron que este martes 21 de enero dos sujetos irrumpieron en una vivienda en la colonia Las Colinas, Puerto Barrios, Izabal, donde le dieron muerte a Carlos Humberto Santos Ramos de 29 años.

Según información de la Policía Nacional Civil (PNC), la víctima era vendedor rutero de golosinas y en su inmueble funciona una tienda de productos básicos.

Santos Ramos se encontraba en el patio de su casa conversando con unos amigos, su esposa y sus dos hijos cuando ocurrió el ataque.

Versiones preliminares señalan que dos jóvenes llegaron en una motocicleta y uno de ellos descendió y se acercó a la víctima a quien le disparó en dos ocasiones en la cabeza.

Momentos de pánico y angustia vivieron los familiares de Santos Ramos, quienes se refugiaron en la casa, en tanto que sus amigos intentaron detener a los victimarios, pero estos les dispararon al aire y huyeron con rumbo desconocido.

La familia informó a la PNC que la víctima no les había comentado si estaba amenazado; además, detallaron que era una persona trabajadora y que no se metía con nadie, por lo que no se explican el por qué lo mataron.

No deje de leer: Accidente de bus en Escuintla deja tres muertos y varios heridos

Mes violento

En este mes, este el tercer ataque armado que se produce en viviendas y frente a familiares de las víctimas.

A inicios de enero 2020 la familia Rodríguez Reyes celebraba la llegada del Año Nuevo, cuando un sujeto irrumpió en su hogar y mató con arma cortante a una persona.

También el 8 de enero último, Jaquelin Esquivel Espino, de 35, y Julissa Espino de 40, sobrina y tía respectivamente se encontraban en la sala de su vivienda en la colonia Las Colinas, Puerto Barrios, cuando un sujeto llegó en motocicleta y las ultimó a balazos.

Contenido relacionado

Mueren baleados dos hombres disfrazados de payasos

Amenaza por Facebook termina en doble crimen

“Hijo, te dije que dejaras de robar y te portaras bien”

 

 

0