Misterioso  “entierro de niños” recorre calles de cementerio

Un extraño fenómeno ocurre en el cementerio de Jalapa, donde vecinos aseguran que niños participan en un sepelio y desaparecen de forma misteriosa.

Archivado en:

Dia de los SantosJalapa
Callejones del cementerio de la cabecera de Jalapa, donde vecinos aseguran que han visto un misterioso sepelio de niños. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)
Callejones del cementerio de la cabecera de Jalapa, donde vecinos aseguran que han visto un misterioso sepelio de niños. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)

El hecho ocurre en el cementerio general de la cabecera de ese departamento, y ha sido llamado por pobladores como “El entierro de los niños”.

Algunos residentes que aseguran han visto la supuesta aparición, han dado detalles del fenómeno al historiador José Aníbal Carrillo Valdez.

Carrillo relató la historia vivida por Juan Ramón Menéndez, quien trabajaba en reparaciones en el  cementerio, una semana antes de conmemorarse el Día de los Santos, en el 2013.

Según Menéndez, eran las 11 horas cuando pintaba una de las paredes del campo santo y, a lo lejos escuchó el canto de niños,  a quienes luego observó que  cargaban un pequeño ataúd y los niños vestían esmoquin y las niñas vestidos blancos.


El hombre asegura que observó a los menores cuando caminaban por las calles del  cementerio, en el área donde se encuentran tumbas antiguas. Menéndez dijo que se encontraba con otro trabajador, pero no le tomaron importancia a lo que habían visto.

El trabajador del cementerio reaccionó luego de unos minutos y le preguntó a su acompañante si había visto lo mismo, por lo que juntos fueron en busca de los niños, con el objetivo de ayudarlos a bajar la caja y sellar la tumba a donde se dirigían.

Ambos caminaron hacia el lugar donde los guiaban las voces de los pequeños y se acercaron al área en la que aparentemente efectuarían la inhumación, pero mientras más se acercaban, los cantos se escuchaban más fuertes y más cerca, pero al llegar al lugar no encontraron a nadie.

“Cuando yo conté esta historia en un canal de televisión de cable local, varios vecinos del barrio San Francisco me llamaron para contarme que en el tanque ubicado a tres cuadras del cementerio, varias mujeres que lavan ropa han observado el paso del entierro de los niños”, aseguró Carrillo.