Las plagas urbanas son enemigas en casa

Según la Organización Mundial de la Salud, existen microorganismos patógenos que pueden ser mortales y que son transmitidos principalmente por insectos, bichos y roedores.

Publicado el
Personal de Vectores del Ministerio de Salud fumiga algunas áreas públicas de la capital. Estas acciones se basan en un mapa que prioriza los lugares más afectados por enfermedades causadas por zancudos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Personal de Vectores del Ministerio de Salud fumiga algunas áreas públicas de la capital. Estas acciones se basan en un mapa que prioriza los lugares más afectados por enfermedades causadas por zancudos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

En la Ciudad de Guatemala, Quetzaltenango y Suchitepéquez aglutinan más de 5.2 millones de habitantes —27% de la población del país— y la mayoría  se ven afectados, casi  permanentemente, por plagas de moscas y cucarachas.

En Ciudad de Guatemala viven más de 3.9 millones de personas, quien  han aprendido a adoptar mecanismos de protección ante esas plagas.

Cándida Rodríguez es ama de casa y vive en la zona 18. Durante el día batalla contra las moscas. “En la noche es cuando más salen las cucarachas. Antes de irme a dormir dejo todo guardado y en la mañana tengo que limpiar todo, porque por todos lados andan”, se quejó.

En Quetzaltenango

El área de Salud de Quetzaltenango indica que las plagas de ratas, cucarachas y moscas son las  más comunes en esa ciudad. La acumulación de agua y el descontrol en centros de acopio de cartón son algunas de las causas.

“Es un problema de hace mucho tiempo. Hay denuncias de vecinos, pero no contamos con un programa para atender este problema porque no tenemos insumos ni la estrategia para combatir esas plagas”, señaló Víctor Maldonado, coordinador de Saneamiento Ambiental del Área de Salud de ese departamento.

Agregó que en el 2016, en  la zona 7 de Xela, se desató una plaga de ratas, debido a una recicladora. “Dialogamos con personal de la recicladora para que limpiaran, porque había mucho desorden en el manejo del cartón, y el problema fue resuelto”, dijo.

Las moscas también afectan a vecinos de Pacajá, zona 10 de Xelajú. “Hay mucha mosca verde. No sabemos si vienen del basurero o las atrae el excremento de las mascotas de los vecinos, pero prefiero mantener las ventanas de la casa cerradas, para proteger a mi hija”, indicó la vecina Ileana de León.

El coordinador de Saneamiento Ambiental explicó que en esa ciudad hay 12 basureros clandestinos, en los que proliferan  plagas. Resaltó la importancia de la higiene en los hogares, para controlarlas.

Juan Carlos Díaz, director interino de Servicios Ambientales de la Municipalidad, señaló que, para combatir las moscas, fumigan los camiones que transportan desechos.

“La basura se recolecta cada ocho días, para evitar la proliferación de larvas. Estas surgen en un periodo aproximado de ocho días en los desperdicios de comida”, explicó.

En Suchitepéquez

Una plaga de moscas afecta a Mazatenango, San Francisco Zapotitlán, Zunilito y Pueblo Nuevo. Las causas serán investigadas, según anunció recientemente Alfonso Alonzo, viceministro de Ambiente, quien cree que se debe  a un posible descontrol en el manejo del estiércol de aves de corral, ya que varias granjas operan en la zona.

“Vamos a tomar cartas en el asunto. Las familias sufren cada año por la plaga de moscas y no dejan vivir en paz. Se va a verificar si los empresarios cuentan con un estudio de impacto ambiental para el uso de la gallinaza”, informó.

Agregó que supervisarán si los caficultores tienen autorización para utilizarla como abono.

Según Danilo Madrazo, alcalde de San Francisco Zapotitlán, los vecinos se estaban organizando para bloquear la carretera principal, para que las autoridades controlen la plaga de moscas.

Informó que en lo que va del año se han registrado más casos de infecciones gastrointestinales en niños que durante todo el 2016, “No queremos que se registre una epidemia y que las cosas se pongan peor”, afirmó.

Ana María de Díaz,  de la sociedad civil, pidió al Ministerio de Ambiente acciones para exterminar la plaga de moscas. “Él —viceministro— dijo que la forma de trabajar ha cambiado y que debemos apoyar las buenas acciones. Estamos de acuerdo, pero queremos que solucionen los problemas”, enfatizó.

Riesgo

Nancy Sandoval, especialista en Infectología, explicó que las plagas urbanas son una amenaza para la salud, pues   varias enfermedades se asocian a la zoonosis —enfermedad propia de los animales que puede pasar al humano—.

Entre las infecciones transmitidas por las moscas y cucarachas están  salmonella, shigella o enterobacterias, que afectan al intestino y causan diarrea, fiebre, dolores agudos y gastroenteritis.

Explicó que los síntomas de una infección se presentan entre 12 o 24 horas después de la ingesta de alimentos contaminados.

Advirtió de que el país es vulnerable porque el clima no varía mucho durante el año, aunque  cuando se incrementa la lluvia hay más riesgo porque los roedores y bichos buscan refugio. Además, el agua se contamina con heces, saliva y orina de roedores.

Fumigación 

El servicio de fumigación para una casa de un piso, con ocho ambientes, cuesta Q575. Incluye aplicación de un producto efectivo contra cucarachas, para interior, en gel, no tóxico para personas ni mascotas. Para el exterior se usa un producto que obliga a desalojar la vivienda durante cuatro horas.

Para prevenir roedores se dejan cubos parafinados, con un veneno especial, en puntos estratégicos. Las moscas son más difíciles de combatir porque no habitan en un solo espacio. Los expertos recomiendan poner cedazos en las ventanas.

La plaga de cucarachas no se puede eliminar porque estas proliferan en el sistema de alcantarillado, por lo que solo se pueden controlar con dos fumigaciones al año.

Limpian 

 El alcantarillado y los drenajes públicos son propicios para la proliferación de algunas plagas como las cucarachas. El problema deja de ser focalizado y se convierte en macro.

Al consultar a la Municipalidad de Guatemala respecto del tratamiento que dan a los drenajes, Nancy Dardón, del Departamento de Comunicación, informó: “La limpieza de tragantes no incluye fumigación alguna, pues solo incluye la extracción de basura y liberación de paso de agua pluvial”.

“Las cuadrillas se encuentran trabajando de lunes a domingo, en distintas direcciones, de acuerdo a su programación”, indicó Dardón.

Sin control

 El Ministerio de Salud no tiene ningún programa de control de plagas, solo una norma vigente para contrarrestar los mosquitos y zancudos, aunque, según Oliverio Paáu, coordinador de Saneamiento Ambiental del Área de Salud Guatemala Central, el químico contra los zancudos tiene un efecto colateral contra las cucarachas.

Señala que para combatir una plaga es necesario tomar acciones  de limpieza en casas y espacios públicos. “La fumigación y uso de químicos no debe considerarse como primera opción, sino como la última, porque el uso de químicos siempre traerá riesgo de ser nocivo para la salud”, puntualizó Paáu.
 

Con información de María Longo y Cristian Icó.