Nicaragüenses buscan oportunidades de trabajo en Guatemala

Un hotel ubicado en la 9a. avenida, entre 15 y 16 calles, zona 1, ha sido por años uno de los alojamientos donde constantemente se ven nuevos rostros de nicaragüenses que buscan una oportunidad de trabajo de la que, aseguran, carecen en su país.

Publicado el
Nicaragüenses se movilizan por la 9a. avenida de la zona 1 capitalina, donde residen y también laboran. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Nicaragüenses se movilizan por la 9a. avenida de la zona 1 capitalina, donde residen y también laboran. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

En el sector también hay un predio de autobuses que a diario viajan hacia esa nación, y viceversa. Muchos nicaragüenses vienen como turistas, pero también como ayudantes en las unidades y se quedan algunos días en busca de colocación laboral. Son pocos los que tienen suerte; el resto debe esperar en el hotel o retornar a casa.

Carlos Alberto Sánchez, de 36 años, arribó hace tres días de Nicaragua. Manifestó que saldrá en busca de trabajo, consciente de que tendrá dificultad, por su baja escolaridad.

Lea también: Estudiante es bajado de autobús y ultimado frente a pasajeros en Jalapa

“Si es en la construcción es mejor, porque tengo experiencia. Tal vez acá paguen más, y si encuentro de otra cosa, mejor”, expresó.

Los que se quedan

Muchos han encontrado esa oportunidad y se han quedado. Es el caso de María Carmen Martínez, de 58 años, de los cuales 30 ha vivido en Guatemala, donde se ha dedicado a vender productos varios en la 9a. avenida y “jala pasaje”. También carga equipajes hacia las unidades que salen hacia Nicaragua.

“A mí me gusta la vida en Guatemala. Tengo hijos nacidos aquí. Nunca he cometido ningún delito. Conozco las leyes. Lastimosamente la falta de oportunidades en nuestro país es algo histórico y nos ha hecho salir. Ahora, con los problemas políticos que hay, creo que vendrá más gente”, comentó.

Patricia Romero atiende un restaurante, donde prepara platillos guatemaltecos y nicaragüenses. A 32 años de haber llegado a Guatemala, asegura que las familias aún vienen en busca de oportunidades.

“Guatemala es un país próspero. El que no trabaja es porque no quiere. Eso sí, camino con mucho temor por la violencia en la calle. Aquí viene mucha gente de mi país a buscar trabajo, y de lo que encuentren”, aseveró.

Podría interesarle: Tres policías heridos y seis hombres capturados en disturbios en Chichicastenango

Marcia Hernández, 40, indicó que con la venta de comida ha podido vivir durante cinco años, y se ha adaptado a la cultura guatemalteca, a pesar de que sus hijos decidieron regresar a Nicaragua.

“Una vez uno no salga de su área de trabajo, no corre peligro. Tampoco es bueno andar por la noche en este sector, porque sí es peligroso. Hay mucha venta de licor. Entonces, mejor nos vamos para nuestras habitaciones”, dijo.

Quienes trabajan en el sector aseguran que uno de los problemas es que los pandilleros han comenzado a extorsionar a los buses que viajan a Nicaragua. Algunos ayudantes de esas unidades confirmaron el problema, aunque indicaron que no podían dar más información por temor a represalias.

Contenido relacionado

> Familias viven drama por falta de agua, recurso que se agota a pasos acelerados  
Vecinos de San José Poaquil temen perder sus viviendas por grieta que cada día crece
> Automovilistas narran “calvario” vivido por bloqueo de 24 horas en ruta al Atlántico