Reparan histórico Castillo de Arismendi, ícono de Petén

Luego de que el viento azotara la zona central de Petén y causara daños al Castillo de Arismendi, trabajadores de la comuna de Flores trabajan en la reparación de esa estructura.

El castillo de Arismendi es reparado por trabajadores de la municipalidad de Flores, Petén.(Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
El castillo de Arismendi es reparado por trabajadores de la municipalidad de Flores, Petén.(Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)

El Castillo de Arismendi, que se encuentra en la Isla de Flores, es una obra arquitectónica construida hace tres siglos. Se inició el 13 de marzo de 1697.

Pablo Puga Vera, director de Planificación Municipal de Ciudad Flores, informó que, debido a la importancia de esa obra arquitectónica, se dio prioridad a la reparación del techo, el cual fue afectado por la  lluvia y viento que azotaron recientemente Santa Elena, en ese municipio, y San Benito.

Explicó que por ser el Castillo de Arismendi una de las construcciones más antiguas en la Isla y luego de haber verificado los daños, se solicitó permiso al Instituto de Antropología e Historia para ejecutar la reparación.

Añadió que se tiene en agenda una restauración total del Castillo, que incluye reparación de gradas, paredes agrietadas y  varios salones.

Su historia

Luis Hernández González, historiador eclesiástico de Petén, dijo que en Mayo de 1,697 la obra ya estaba concluida, su forma era cuadrada con cuatro baluartes, fajines y maderas fuertes, pedreros y esmeriles. En 1,710 se le agregaron habitaciones, capilla y bases para artillería.

Hernández refirió que entre 1,845 a 1,859, se trató de remodelar. En 1,867 el techo y la arquitectura frontal del castillo se vieron afectados debido a una serie de desastres naturales. En 1,922 la Ciudad de Flores fue afectada por un incendió que dañó la guarnición del castillo.

El historiador acotó que en sus principios el Castillo de Arismendi era utilizado como un fuerte, a partir de 1,710 se transformó en una cárcel hasta la tercera década del siglo XIX. En 1,983 el castillo fue declarado Monumento Histórico y Artístico del Período Hispánico.