Liberan a las fuerzas de seguridad en El Naranjo, luego de mesa de diálogo

Luego de 48 horas de tensión en El Naranjo, La Libertad, Petén, por inconformidades de pobladores que se manifestaban, unas 320 personas entre funcionarios y agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) fueron liberados luego de permanecer retenidos a orillas del río San Pedro.

Autoridades y campesinos improvisaron en un aula una mesa de diálogo para calmar la situación y deponer medidas de hecho. (Foto Prensa Libre: César Hernández).
Autoridades y campesinos improvisaron en un aula una mesa de diálogo para calmar la situación y deponer medidas de hecho. (Foto Prensa Libre: César Hernández).

Los incidentes se registraron, luego de que las fuerzas de seguridad practicaron una diligencia judicial el miércoles último para detener a varias personas señaladas de invadir terrenos, pero un grupo de unos tres mil pobladores mantenía retenidos a varios trabajadores del Estado.

De acuerdo con información proporcionada por la PNC, como consecuencia de los incidentes 46 autopatrullas se vieron afectadas, también 298 agentes, 22 trabajadores del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap) y tres trabajadores de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH), quienes resultaron ilesos.

El gobernador de Petén, Víctor Manuel Sigüenza, informó que se presentó al lugar acompañado de fuerzas de seguridad, representantes de la Comisión Presidencial del Dialogo y la PDH, para establecer una mesa de diálogo y tener un acercamiento con los manifestantes.

Añadió que luego de horas el diálogo se logró que los retenidos fueron liberados por los inconformes.

“En la mesa de diálogo con los campesinos llegamos a acuerdos para finalizar la manifestación e iniciar una vía pacífica para resolver los conflictos en beneficio de todos, pero respetando siempre la ley”, expresó.

Los hechos

El miércoles último luego que se efectuara una diligencia judicial en la que se capturaron 11 campesinos por usurpación de tierras en áreas protegidas, los pobladores bloquearon el paso para exigir que estos fueran liberados.

Las autoridades llegaron al lugar para documentar los daños causados al área protegida del sector del Centro de Operaciones Interinstitucional El Tigrillo. Esta acción  molestó a habitantes de las 36 comunidades del área, quienes incendiaron llantas e inmovilizaron a los agentes y a las demás personas.

Un fuerte contingente de seguridad llegó a El Naranjo para acompañar a autoridades en la mesa de diálogo. (Foto Prensa Libre: César Hernández).

Según orden de la jueza de San Benito, en el allanamiento fueron capturadas 11 personas y se decomisó un camión, tres picops, una pistola y ganado.

La Policía constató que estas personas se habían posicionado en áreas donde se encuentra el Centro de Operaciones Interinstitucional El Tigrillo, en donde se encuentran delegaciones de la PNC, Ministerio Público, Conap y del Ejército, que habría sido destruido.

De acuerdo al reporte de la PNC, los detenidos fueron:

  1. Jose Emilio Monroy Salvador, de 42 años, por poseer en cautiverio un ave en peligro de extincion,  usurpación de áreas protegidas, entre otros.
  2. Juan José Morales Maldonado, por el delito de usurpación de áreas protegidas.
  3. Aureliano Garnica López, por usurpación de áreas protegidas.
  4. Beneran Ramos Mantar, 54.
  5. Walter Otoniel Lucero Machamé
  6. Óscar Ovidio Galdámez Sosa
  7. Román Antonio Aguilar Barrera
  8. Carlos Enrique Morales Oliva
  9. Samuel Casasola Salguero
  10. Fredy Rolando Lima González
  11. Juan José Morales

Las aprehensiones y decomiso causaron que los campesinos en El Naranjo Frontera retuvieran y desarmaran a varios agentes. La juez se hizo acompañar de representantes de la PDH, Procuraduría General de la Nación y del Conap.

En la página de Facebook Noti Impacto Petén publicaron los siguientes videos sobre lo que ocurre en el lugar:

Algunos pobladores decidieron liberar a las vacas confiscadas cuando las trasladaban hacia el paso del río San Pedro, lo que causó más tensión en el lugar. Además, esta mañana se suspendió el servicio de transporte de pasajeros de El Naranjo hacia la zona central de Petén.

Con vehículos bloquean el paso que lleva al lugar de los hechos, en donde exigen la presencia del gobernador departamental y autoridades de gobierno. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Los campesinos exigían que dejaran en libertad a los capturados ya que los consideran inocentes. Según una fuente en el lugar, la juez a cargo de la diligencia y otras autoridades que le acompañan llegaron al otro lado del río San Pedro, conocido también como Santa Marta, límite entre La Libertad y San Andrés, donde los campesinos se unieron y les impedían el paso.

El jueves último se informó que los campesinos habían liberado a los agentes retenidos luego de que un juez competente dictó medidas sustitutivas a los campesinos detenidos, para evitar confrontación y mantener el orden. Sin embargo, las autoridades no lograban salir del área por la toma del ferry que cruza el río San Pedro y el bloqueo unos metros adelante sobre la ruta.

  • En el 2016 retuvieron a comitiva que efectuaba operativos en áreas protegidas

Durante mucho tiempo autoridades Conap han desalojado a campesinos de lugares que ellos dicen estar en reserva; sin embargo, hay grandes extensiones de terrenos que han sido depredadas “y no han hecho nada”.

“Violan nuestro derecho a la tierra y nos quieren criminalizar a los más pobres y que podemos cuidar las tierra, sólo vienen a sacarnos y no brindan un plan de desarrollo ni proyectos, pero a los grandes terratenientes no les hacen nada”, expresó un poblador.

La Comisaría 62, que cubre Petén, solicitó apoyo a otras demarcaciones (comisarías 24 -Zacapa- , 51 -Alta Verapaz-, 52 -Baja Verapaz- y 61 -Puerto Barrios, Izabal-), para que enviaran desde ayer 20 agentes y oficial, por la conflictividad que se vivía en el lugar.

Acciones recurrentes

En Petén, reiteradas ocasiones han sido retenidos policías, fiscales y jueces cuando practican diligencias de allanamiento por invasión de tierras.

Desde agosto de 2014, campesinos de Alta Verapaz y Quiché se instalaron ilegalmente en una zona protegida y crearon la comunidad La Mestiza, señalados de ser los responsables de arrasar con 45 hectáreas de bosques y el saqueo a tumbas mayas.

Además, en febrero de 2015, 36 familias invadieron un área de la finca Ixobel, en Poptún, pero fueron desalojadas un año después.

En el 2004, Prensa Libre publicó un reportaje que reflejaba la situación de la Laguna del Tigre, paraíso de narcos, madereros e invasores.

Contenido relacionado

> Mil familias invadieron terrenos en Colomba, Quetzaltenango

> Invasión de terreno en Chiquimula causó controversia

> Tres mujeres fueron capturadas en Villa Nueva por oponerse a desalojo

1

Elmer Diaz Hace 2 meses

Ese es el gran problema no hacen valer la ley con contundencia sino que se muestra un Estado débil.