Así funcionan los respiradores que fabrican universitarios que ayudarían a enfermos con covid-19 a salvar su vida

Aire-Usac es un grupo de voluntariado que reúne a catedráticos, alumnos y administrativos de distintas unidades académicas de la Universidad de San Carlos y el Centro Universitario de Occidente y que fabrican tres prototipos de respiradores.

Los estudiantes han trabajado durante tres semanas en los prototipos de tres respiradores. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)
Los estudiantes han trabajado durante tres semanas en los prototipos de tres respiradores. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)

La iniciativa busca encontrar alternativas de apoyo respiratorio en pacientes de Covid-19 de una respuesta rápida y adecuada durante una posible fase crítica de la pandemia. De esa forma surge este grupo de voluntarios que han comenzado con la creación de tres prototipos de respiradores que buscan entregar al ministerio de salud.

Fernando Cajas, docente del Centro Universitario de Occidente y Coordinador General del Proyecto explicó que el proyecto aglomera a docentes, estudiantes y administrativos que han trabajado en tres prototipos de respirados de los cuales dos han sido trabajados en Quetzaltenango y uno en Palín Escuintla.

“Tenemos el Cánulas Nasales de Alto Flujo, que pasó las pruebas médicas y se tendrá una posible alianza con el Seguro Social. Mientras los que se han creado en Xela está el R –Xela 1, que  es un ventilador tipo ambú presionado mecánicamente y que ha participado en el sistema hospitalario y el R-Xela 2, que ha tenido un rediseño y que pronto estará listo”, explicó Cajas.

Estudiantes, docentes, administrativos y voluntarios apoyan la iniciativa de la creación de respiradores artesanales en Xela. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)

Los estudiantes del Centro Universitario de Occidente explicaron que la creación del respirador R-Xela 1, tiene su base científica en prototipos que se crearon en España y se han adecuado a Guatemala con los materiales de primera necesidad, mientras el R-Xela 2, fue una reinvención del primer proyecto.

“Este respirador contiene una bolsa de reanimación que se activa con un motor. Ya fue validado por un consejo de médicos. Luego se hizo algunos ajustes y rediseño en base a lo que nos pidieron los médicos  para evitar el desgaste de piezas y colocar un motor más estable y de mayor duración y surgió un nuevo prototipo que pronto estará terminado”, explicó Cristian Cayax, estudiante de Ingeniería del Cunoc.

Según se explicó el R-Xela 1 tiene un costo aproximado de Q2 mil 500 mientras el R-Xela 2 de unos Q3 mil. El proyecto es financiado por medio de donaciones particulares, asociaciones y se espera el apoyo de otros sectores, La inversión inicial será de unos Q40 mil para fabricar a mayor escala los tres tipos de respiradores.

Se espera la fabricación de unos 10 de R-Xela 1 y unos 100 de R-Xela 2, según el apoyo y financiamiento que se consiga. Los voluntarios explicaron que se entregaran los proyectos finales a sistema hospitalario nacional y si así lo requieren podrán brindar el apoyo en asesoría para la creación a gran escala de los respiradores con recurso del Ministerio de Salud

0