Coronavirus en Guatemala | Pilotos de buses en Xela dan ejemplo de solidaridad

Pilotos de la ruta Vista Bella zona 11 de Quetzaltenango apartan un porcentaje de su sueldo en un contrato con una maquila para ayudar a sus compañeros que no han salido a trabajar.

Publicado el
Allan Morán, piloto y propietario de un bus, tuvo la iniciativa de armar bolsas de víveres para los compañeros que no tienen trabajo. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)
Allan Morán, piloto y propietario de un bus, tuvo la iniciativa de armar bolsas de víveres para los compañeros que no tienen trabajo. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)

Uno de los sectores más golpeados por la crisis económica que se agudiza por la emergencia del coronavirus covid-19, es el trasporte público que lleva mes y medio paralizado en sus labores, esto ha provocado que pilotos, ayudantes y dueños salgan afectados por no tener ingresos.

En Quetzaltenango unos 650 pilotos y ayudantes del transporte urbano han sido afectados. A raíz de esto muchas historias de necesidad han surgido, donde se da a conocer las carencias que se comienzan a sentir por parte de este sector de trabajadores.

Paralelo a la necesidad también surge el corazón solidario de un grupo de pilotos de la ruta Vista Bella, zona 11 de Xela, quienes lograron conseguir empleo para transportar trabajadores de una maquila en la región y con el sueldo que logran percibir un porcentaje lo toman para apoyar a sus compañeros que hoy no tienen trabajo.

Allan Morán, piloto y propietario de buses de la ruta Vista Bella, explicó que como entidad organizada se ha podido ayudar a los trabajadores de esa ruta, gracias al apoyo de los vecinos del sector y a la iniciativa de cinco pilotos, quienes tienen la posibilidad de laborar en transportar personal de una empresa.

“Gracias a Dios y a los vecinos se ha podido apoyar con víveres a algunos trabajadores. Sé que la ayuda no tarda mucho tiempo pero en algo podemos apoyar. Nosotros logramos conseguir vueltas para sacar personal de una empresa y de nuestro sueldo decidimos poner la mitad y poder comprar víveres para nuestros compañeros de ruta”, explicó Morán.

El propietario explicó que en esta empresa que presenta el servicio de transporte público, dependen 38 personas y cada semana alcanza para beneficiar a unas seis familias, aunque aseguró que la presente semana se pudo ayudar a 12.

Piden Ayuda

Para Ramiro Ajpacajá, un piloto del transporte público desde hace 35 años, afrontar la crisis ha sido una tarea difícil y ha tenido que realizar un préstamo para atender la necesidad de seis personas que dependen de sus ingresos.

Varios pilotos en Quetzaltenango pidieron apoyo a las autoridades debido a la crisis económica por no tener trabajo. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)

“Hice un préstamo con un mi hermano de Q1 mil y ya se está acabando, queremos que nos echen la mano porque no hemos recibido la ayuda de nadie. El presidente ha mencionado que ayudará a los vendedores informales, pero de los pilotos no dice nada”, aseguró.

Los pilotos esperan que las autoridades puedan apoyarles para apalear la actual crisis económica.